Crema de puerros y almendra

Crema de puerros y almendra

Ingredientes

• 4 puerros
• 300 g de almendras crudas peladas
• 1 l de caldo de pollo
• 2 yemas de huevo
• 150 ml de nata líquida para cocinar
• 1 cucharada de maicena (opcional)
• unos tallos de cebollino
• nuez moscada
• 2 cucharadas de almendras laminadas tostadas
• 20 g de mantequilla
• sal
• pimienta blanca

  • Tiempo Total

  • 45 minutos

  • Preparación

    15 minutos

  • Cocción

    30 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Temporada

    Invierno

  • Info. nutricional

    690 kcal/ración

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Limpia los puerros, retirándoles las raíces, la primera capa y la parte más verde. Lávalos y córtalos en trozos pequeños.

  2. Pon una cazuela al fuego con la mantequilla y caliéntala hasta que se derrita. Añade los puerros y rehógalos durante 10 minutos, a fuego lento y removiendo de vez en cuando, sin dejar que tomen color.

  3. Incorpora las almendras crudas picadas y rehoga 2 o 3 minutos más. Salpimienta y condimenta con una pizca de nuez moscada. Reserva 1/2 vasito de caldo y vierte el resto en la cazuela; deja cocer durante 30 minutos. Luego, tritura la preparación y pásala por el pasapurés.

     

  4. Bate ligeramente las yemas con la nata. Diluye la maicena en el caldo reservado y añádelo a la crema de puerro, junto con las yemas. Calienta un par de minutos, sin dejar de remover, y comprueba de sal. Reparte la crema en boles o platos hondos y espolvoréala con las almendras laminadas y cebollino picado.

El truco de Pronto

Las almendras aportan el doble de calcio que la leche (250 mg por cada 100 g) y, además, el magnesio y el fósforo que contienen ayudan a que nuestro organismo lo absorba fácilmente. Así, añadir un puñado de estos frutos secos a nuestras ensaladas, cremas, pasta, etc. garantizará unos huesos en plena forma.