Ensalada de papaya, piña y arándanos con salsa de yogur

Ensalada de papaya, piña y arándanos con salsa de yogur

Mantiene la piel joven
4 personas
15 m de preparación + sin cocción
Ingredientes
  • 1 papaya
  • 1/2 piña
  • 1 bandejita de arándanos
  • 2 cucharadas de copos de avena integrales
  • unas hojas de menta
  • Para la salsa:
  • 1 yogur griego
  • 50 g de nata líquida para montar
  • 20 g de miel
  • 1/2 cucharadita de granos de pimienta rosa
Preparación

1Bate la nata con las varillas eléctricas hasta montarla. Dispón el yogur en un bol, añade la miel y los granos de pimienta rosa ligeramente machacados y remueve enérgicamente para integrar todos los ingredientes. Incorpora la nata montada y remueve con suavidad para evitar desmontarla demasiado. Tapa el bol con film transparente y reserva la salsa en la nevera hasta el momento de servir.

2Pela la papaya y corta la pulpa en dados o en bolitas con la ayuda de una cucharilla vaciadora. Pela también la piña, córtala en rodajas y retira el corazón más duro con ayuda de un cuchillo. Luego, córtala en dados.

3Distribuye las dos frutas preparadas y los arándanos en 4 platos o boles individuales. Añade la salsa y espolvorea por encima los copos de avena. Decora con unas hojitas de menta y sirve enseguida.

La papaya mantiene la piel joven
Papaya
Esta fruta exótica es el elixir de la eterna juventud. Aporta más vitamina C que la naranja y más carotenos de potente acción «antiaging» que el melocotón. Gracias a este singular ADN dietético, la papaya borra los signos de fatiga del rostro: ilumina la piel, unifica y aviva el tono, combate las bolsas, etc. Esta auténtica inyección de belleza te ayudará a conseguir un efecto buena cara inmediato cuando te falten horas de sueño y el cansancio deje huella en tu piel. Comer papaya no sólo te embellece por fuera. Gracias a su riqueza en licopeno y en betacarotenos, protege frente a los rayos solares, con lo que reduce el riesgo de sufrir un cáncer de piel. 
Si tu problema es el acné, es aconsejable que moderes la ingesta de alimentos como la nata, ya que contienen grasas saturadas y éstas tienden a estimular las pequeñas inflamaciones en nuestro organismo. Si bates con la miel dos yogures naturales 0% materia grasa y de textura cremosa, la salsa te quedará igual de deliciosa y tu piel te lo agradecerá.