Ensalada de macarrones con espinacas y zanahoria

Ensalada de macarrones con espinacas y zanahoria

Ingredientes

• 350 g de macarrones integrales

• 125 g de brotes de hojas de espinacas

• 2 zanahorias

• 2 cucharadas de mezcla de semillas (pipas de girasol y calabaza, sésamo, lino y amapola)

• sal

 

Para la vinagreta:

• 125 g de yogur

• 4 cucharadas de aceite de oliva

• 1 diente de ajo

• 1/2 limón

• 1/2 cucharadita de azúcar

• pimienta

  • Tiempo Total

  • 25 minutos

  • Preparación

    10 minutos

  • Cocción

    15 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Temporada

    Primavera

  • Info. nutricional

    420 kcal/ración

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Cuece los macarrones en agua hirviendo con sal hasta que estén al dente. Escúrrelos, refréscalos bajo el agua del grifo y escúrrelos de nuevo. Disponlos en una ensaladera.

     

  2. Pela las zanahorias, despúntalas y córtalas en láminas finas y alargadas con la ayuda de un pelador de verduras. Lava las espinacas, escúrrelas muy bien y corta los tallos. Añade las zanahorias y las espinacas a la ensaladera con la pasta y remueve.

  3. Para hacer la vinagreta, pela el diente de ajo,pizca de sal hasta obtener una pasta. Disponla en un bol y añade el yogur, el aceite, el zumo y la ralladura del limón, el azúcar y una pizca de sal y pimienta. Bate hasta lograr una salsa homogénea.

  4. Vierte la salsa en la ensaladera, remueve y distribuye la ensalada en los platos. Al servir, espolvorea con las semillas.

El truco de Pronto

En caso de sufrir piedras de oxalato, es importante que hiervas las espinacas antes de consumirlas y que deseches el agua de cocción. A ser posible, añade a la receta algún lácteo (queso, leche, nata líquida, etc.) porque el calcio presente en esos alimentos "secuestra" los oxalatos y frena su absorción.