Espaguetis con brócoli y gambas

Espaguetis con brócoli y gambas

Ingredientes

  • 350 g de espaguetis
  • 1/2  brócoli
  • 500 g de colas de gamba peladas
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 4 tomates secos en aceite
  • 1 zanahoria
  • 1/2  pimiento rojo
  • 1/2  vaso de vino blanco
  • 1/2 limón
  • 1 ramita de perejil
  • queso grana padano rallado
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta
  • Tiempo Total

  • 40 minutos

  • Preparación

    15 minutos

  • Cocción

    25 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Cuece los espaguetis en abundante agua hirviendo con sal hasta que estén al dente. Escúrrelos y resérvalos. Pela la zanahoria y córtala en rodajas. Limpia el pimiento y córtalo en tiras. Lava el brócoli y sepáralo en ramitos.

  2. Pela y pica la cebolla y los ajos y sofríelos con un poco de aceite en una cazuela durante 5 minutos. Incorpora las gambas y los tomates cortados en daditos, salpimienta y rehoga hasta que las gambas empiecen a cambiar de color.

  3. Retira las gambas con la cebolla, vierte 2 cucharadas de aceite en la cazuela y rehoga las hortalizas preparadas (zanahoria, pimiento y brócoli) durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Salpimienta, añade las gambas con la cebolla, vierte el vino blanco y cuece todo junto 3-4 minutos, para que el vino reduzca.

  4. Incorpora a la cazuela los espaguetis, ralla encima la piel de 1/2 limón, rocía con el zumo y espolvorea con el perejil picado. Remueve para mezclar los sabores y calentar los espaguetis. Sírvelos espolvoreados con queso rallado.

El truco de Pronto

Este regalo de la naturaleza no sólo es un talismán para nuestra salud, también ayuda a detener las manecillas del reloj y a preservar la belleza de la piel. Con sus altas dosis de vitamina C, betacaroteno, clorofila y sustancias azufradas, este superalimento aporta un halo de suavidad y luminosidad a la piel. A todo esto hay que sumarle el hecho de que es por detrás de los berros, los espárragos y las espinacas, la verdura más rica en vitamina E, un potente nutriente «antiedad». El brócoli constituye, por otro lado, uno de los alimentos más indicados para tratar el acné adulto, ya que aleja el estrés, equilibra las hormonas y elimina toxinas con la misma facilidad con la que acelera la curación de los granitos.