Helado de tomate y remolacha

Sorbete de tomate y remolacha

Ingredientes

• 2-3 remolachas

• 1 kg de tomates maduros 

• 1 cebolleta pequeña

• 1 ramita de apio

• 100 g de aceite de oliva 

• sal sin sodio

  • Tiempo Total

  • 40 minutos

  • Preparación

    20 minutos

  • Cocción

    20 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Entrantes

  • Tipo de dieta

    Vegana

  • Temporada

    Primavera

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Pela las remolachas, lávalas y cuécelas al vapor durante 40 minutos, o hiérvelas en una cacerola con agua durante 20 minutos. Escúrrelas y pesa 500 g.

     

  2. Haz un corte en forma de cruz a los tomates y escáldalos 1 minuto en agua hirviendo. Retíralos y sumérgelos rápidamente en un recipiente que contenga agua muy fría. Escúrrelos de nuevo y pélalos. Luego, córtalos en cuartos.

  3. Limpia la cebolleta, córtala en trozos pequeños y colócalos en el vaso de la batidora. Añade los tomates, la remolacha troceada y una pizca de sal sin sodio, y tritura.

  4. Sin dejar de batir, agrega poco a poco el aceite para lograr una crema suave y emulsionada. Viértela en un recipiente de plástico y congela durante 5 horas, removiendo cada 20-30 minutos para romper los cristales de hielo que se formen. Sirve los sorbetes decorados con una ramita de apio.

El truco de Pronto

Si el sabor terroso de esta raíz te echa para atrás, búscale compañías de carácter dulzón: tomates muy maduros, manzana tipo golden, apio, zanahoria, etc.