Minimagdalenas de queso y naranja

minimagdalenas queso naranja

Ingredientes

• 50 g de mantequilla
• 60 g de azúcar
• 1 huevo
• 90 g de harina
• 1/2 cucharadita de levadura en polvo 50 g de queso para untar
• 1 cucharadita de ralladura de limón 
• 2 cucharadas de zumo de naranja ralladura de naranja

Para la crema:
• 100 g de azúcar glas
• 50 g de queso para untar
• 1 cucharada de zumo de naranja

  • Tiempo Total

  • 40 minutos

  • Preparación

    25 minutos

  • Cocción

    15 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Dulces y Postres

  • Temporada

    Otoño

  • Porciones

    4

Pasos

  1. minimagdalenas queso naranja paso 1

    Precalienta el horno a 170 °C. Deja reblandecer la mantequilla a temperatura ambiente. Bate la mantequilla con el azúcar hasta obtener un compuesto cremoso. Añade el huevo y mezcla bien.

     

  2. minimagdalenas queso naranja paso 2

    Incorpora el queso, la ralladura de limón y el zumo de naranja. Remueve y agrega la harina junto con la levadura. Distribuye la masa en moldes pequeños para magdalenas, llenando sólo 3/4, y hornéalas unos 15 minutos.

  3. minimagdalenas queso naranja paso 3

    Retíralas del horno y, mientras se enfrían sobre una rejilla, prepara la crema de cobertura. Mezcla el queso para untar con el zumo de naranja y añade poco a poco el azúcar glas tamizado.

  4. minimagdalenas queso naranja paso 4

    Remueve con una espátula de madera hasta conseguir una crema suave pero densa. Cuando las magdalenas estén bien frías, recúbrelas con la crema con la ayuda de una cuchara.

El truco de Pronto

minimagdalenas queso naranja truco
 

En las tiendas de menaje puedes encontrar fácilmente moldes múltiples para hacer minimagdalenas; son bandejas con varias cavidades que te permiten hornear de 12 a 24 piezas a la vez. 

Aunque normalmente están elaborados o recubiertos con algún material antiadherente, es recomendable que prepares las magdalenas en moldecitos de papel rizado. Para ello, basta con repartirlos en las cavidades del molde y rellenarlos con la masa. Así te aseguras que se desmoldan sin problemas.

Si no tienes el molde, puedes preparar igualmente estos dulces utilizando sólo los de papel rizado, pero en este caso superpón dos o tres para que las magdalenas no se deformen y se abran durante la cocción.