Patatas bravas

Patatas bravas

Ingredientes

  • 6 patatas medianas
  • aceite
  • sal

Para la salsa

  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 250 ml de caldo
  • 20 g de harina 
  • Tiempo Total

  • 50 minutos

  • Preparación

    15 minutos

  • Cocción

    35 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Pela y pica la cebolla y el diente de ajo y sofríelos en una sartén con un poco de aceite hasta que la cebolla esté transparente. 

  2. Espolvorea el pimentón por encima, tuéstalo unos segundos, removiendo con una cuchara de madera y agrega la harina. Cocínala unos segundos y vierte el caldo poco a poco, sin dejar de remover, para que no se formen grumos.

  3. Cuece todo junto durante 2-3 minutos para que espese. Pon a punto de sal y tritura con la batidora eléctrica.

  4. Pela las patatas, lávalas y córtalas en dados de unos 3 cm. Introdúcelas en una olla con agua hirviendo con sal y cuécelas 5 minutos. Escúrrelas y refréscalas bajo el agua del grifo para detener la cocción. Luego, escúrrelas nuevamente hasta que estén prácticamente secas.

  5. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe las patatas durante 5 minutos a fuego medio. Baja un poco el fuego y deja que terminen de dorarse. Escúrrelas sobre papel absorbente de cocina, sálalas y agrega la salsa. ¡Ya tienes listas tus patatas bravas!

El truco de Pronto

El toque «bravo» de la salsa lo determina la cantidad de pimentón picante. Siempre es preferible quedarse corto y añadir al final unas gotas de salsa picante. Y si la salsa te ha quedado demasiado espesa, puedes agregar un poco más de caldo.