Cocina por tiempos

Pavo guisado con verduritas

Pavo guisado con verduritas
Tiempo de preparación: 30 minutos
  • 425 kcal/ración
  • Sin lactosa
  • Sin lactosa
  • 1 pechuga de pavo en un trozo
  • 250 g de brócoli
  • 1 pimiento verde 
  • 1 manojo de ajos tiernos
  • 4 tomates secos en aceite
  • 2 patatas medianas 
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • una pizca de comino molido aceite
  • sal 
  • pimienta

1 Limpia los ajos tiernos y córtalos en rodajitas. Limpia el pimiento y córtalo en dados pequeños. Escurre los tomates del aceite de conservación y córtalos en trozos pequeños. Pela las patatas y córtalas en dados pequeños.

2 Salpimienta la pechuga de pavo y dórala en una cazuela con un chorrito de aceite, a fuego medio y dándole la vuelta para que se dore por todos los lados. Retírala y, en el mismo aceite, rehoga el pimiento, los ajos y los tomates, a fuego lento.

3 Agrega las patatas, salpimienta, condimenta con una pizca de comino y cubre con el caldo. Incorpora de nuevo la pechuga y deja cocer 10 minutos. Añade entonces el brócoli separado en ramitos, tapa la cazuela y continúa la cocción 8-10 minutos más.

4 Retira la pechuga del guiso y deja reducir el jugo de cocción unos minutos más a fuego fuerte. Corta la pechuga en filetes finos, colócalos en los platos, con las verduritas del guiso a un lado, y rocía todo con el jugo de cocción.

Consejo

Si tienes el colesterol alto y quieres mantenerlo a raya, acostúmbrate a incluir la pechuga de pavo en tus menús semanales, una de las carnes más magras: contiene un 40% menos de colesterol que el pollo.