Plum-cake de fresones

Plum-cake de fresones
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos

Ingredientes para 8 personas

  • 250 g de fresones
  • 2 huevos
  • 280 g de yogur de fresa
  • 180 ml de aceite
  • 380 g de azúcar glas + 2 cucharadas
  • 1 cucharada de azúcar avainillado
  • 300 g de harina + 1 cucharada
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de mantequilla

Paso a paso

receta paso a paso plum-cake de fresones

1 Unta con mantequilla un molde para plum-cake y espolvoréalo con harina. Precalienta el horno a 180 °C.

receta paso a paso plum-cake de fresones

2Lava los fresones, sécalos bien y retírales el pedúnculo. Trocea los más grandes. Reserva 50 g para decorar.

receta paso a paso plum-cake de fresones

3Dispón en un bol grande el aceite, los huevos, la ralladura y el zumo de limón, el yogur y los dos tipos de azúcar.

receta paso a paso plum-cake de fresones

4Bate el contenido del bol con la ayuda de unas varillas hasta obtener un compuesto uniforme.

receta paso a paso plum-cake de fresones

Con un colador de malla fina, tamiza sobre un bol la harina y la levadura y mézclalas bien.

receta paso a paso plum-cake de fresones

Incorpora poco a poco la harina y la levadura al compuesto anterior, removiendo con una espátula.

receta paso a paso plum-cake de fresones

Agrega los fresones y remueve con la espátula, suavemente para no aplastarlos.

receta paso a paso plum-cake de fresones

Vierte la masa en el molde preparado y cuece el plum-cake en el horno a 180 °C durante unos 45 minutos.

receta paso a paso plum-cake de fresones

Deja enfriar el bizcocho antes de desmoldarlo y cortarlo. Espolvorea con azúcar glas y decora con fresones.

receta paso a paso plum-cake de fresones

Bizcocho más esponjoso

Este plum-cake apenas presenta dificultad en su elaboración, ya que prácticamente se baten todos los ingredientes juntos y el resultado es un bizcocho sabroso y jugoso, gracias a los fresones, pero poco esponjoso. Para que quede menos compacto, separa las yemas de las claras y bate éstas últimas a punto de nieve muy firme; añádelas al final, después de incorporar la harina.
Si sigues este consejo, saca los huevos de la nevera un rato antes de empezar a preparar la receta, ya que las claras montan mejor y más rápido si están a temperatura ambiente.