Quiche de alcachofas

Quiche de alcachofas

Ingredientes

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 6 alcachofas
  • 3 puerros
  • 2 huevos
  • 250 ml de nata líquida para cocinar
  • nuez moscada
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 1 hora

  • Preparación

    10 minutos

  • Cocción

    50 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Segundo plato

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Precalienta el horno a 180 °C. Forra con las pasta brisa un molde para tartas, cúbrela con papel de horno y rellena con un puñado de garbanzos u otra legumbre seca. Hornea durante 10 minutos. Retira el papel con las legumbres y hornea 5 minutos más. Luego, deja que se entibie fuera del horno.

  2. Limpia los puerros y córtalos en rodajitas. Limpia también las alcachofas, cortando los tallos, las puntas y quitándoles las primeras hojas más duras para obtener los corazones. Córtalos en láminas y rehógalos en una sartén con un poco de aceite junto con los puerros, a fuego lento.

  3. Cuando las verduras estén tiernas, salpimiéntalas y aparta del fuego. Bate ligeramente los huevos, mézclalos con la nata y agrega las verduras. Comprueba de sal, condimenta con una pizca de nuez moscada y vierte la mezcla en la base de pasta brisa preparada.

  4. Hornea la quiche 25 minutos a 180 °C, o hasta que la superficie esté doradita. Retírala del horno y sírvela templada.

El truco de Pronto

Este alimento depurativo es una fuente excepcional de fibra. De hecho, dos corazones de alcachofa proporcionan una tercera parte de la dosis que se requiere al día. ¡Insuperable! Incluir este vegetal en tus recetas es una forma muy saludable de disparar el aporte en fibra y de mejorar el estado de la flora intestinal, un órgano determinante a la hora de fijar la velocidad del «vaciado» intestinal. Comer alcachofas alivia, además, esa incómoda sensación de estar lleno que provoca el estreñimiento crónico, así como las digestiones lentas. Al aumentar la secreción biliar, una sustancia de potente acción laxante, esta hortaliza es ideal a la hora de solucionar el estreñimiento asociado a una sobrecarga del hígado.