Ratatuille de calabaza

Ratatuille de calabaza

Ingredientes

  • 600 g de calabaza
  • 1 cebolla
  • 4 tomates grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 1 hoja de laurel
  • aceite
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 1 hora y 40 minutos

  • Preparación

    20 minutos

  • Cocción

    1 hora y 20 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Ratatuille de calabaza Paso 1

    Pela la cebolla y córtala en daditos. Aplasta los ajos, sin pelarlos, e introdúcelos en una sartén con un poco de aceite.

  2. Ratatuille de calabaza Paso 2

    Calienta la sartén y, cuando los ajos empiecen a dorarse, añade la cebolla. Sofríela 15 minutos a fuego lento.

  3. Ratatuille de calabaza Paso 3

    Mientras, limpia los pimientos, pártelos por la mitad, retira las semillas y córtalos en dados pequeños.

  4. Ratatuille de calabaza Paso 4

    Pela las zanahorias y córtalas también en dados. Añade los pimientos y la zanahoria a la sartén.

  5. Ratatuille de calabaza Paso 5

    Rehógalos durante 15 minutos más. Escalda los tomates 2 minutos en agua hirviendo, pélalos y trocéalos.

  6. Ratatuille de calabaza Paso 6

    Incorpóralos al guiso y deja cocer a fuego lento, removiendo de vez en cuando, durante 25 minutos.

  7. Ratatuille de calabaza Paso 7

    Corta el trozo de calabaza por la mitad, elimina las semillas y filamentos y pélala.

  8. Ratatuille de calabaza Paso 8

    Corta la calabaza en dados y agrégalos a la sartén. Añade el laurel y una pizca de sal y pimienta.

  9. Ratatuille de calabaza Paso 9

    Deja cocer 25 minutos más, removiendo a menudo. La calabaza debe quedar tierna pero que no se deshaga.

El truco de Pronto

Si la calabaza es alargada, córtala primero en rodajas gruesas, coloca una rodaja sobre la tabla y desliza el cuchillo de arriba abajo siguiendo el contorno del trozo. Aunque quizá tengas que ejercer algo de fuerza para eliminar la piel, vale la pena porque te aseguras de no desperdiciar nada de pulpa. Otra opción es calentarla unos minutos en el horno para ablandar la piel y pelarla después como una patata asada.