Sopa cremosa de tomate

Sopa cremosa de tomate
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 40 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de tomates
  • 2 cebollas
  • 1 vaso de caldo de verduras
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 ramitas de albahaca
  • 125 g de requesón
  • aceite de oliva
  • aceite de vainilla
  • sal
  • pimienta

Paso a paso

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Pela las cebollas, córtalas en tiras y rehógalas, a fuego lento, en una cazuela con 4 cucharadas de aceite de oliva.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Mientras, haz unos cortes en forma de cruz a los tomates y escáldalos un minuto en agua hirviendo.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Escúrrelos, pásalos por agua fría y retírales la piel. Trocéalos y añádelos a la cazuela con la cebolla.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Pica unas hojas de albahaca e incorpóralas también. Remueve y rehoga un par de minutos.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Salpimienta, agrega el azúcar y el caldo de verduras, remueve y lleva a ebullición.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Tapa la cazuela y deja cocer a fuego lento durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

A continuación, tritura todo el contenido de la cazuela con la batidora eléctrica.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Comprueba el punto de sal y reparte la sopa en boles individuales o platos soperos.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Sirve la sopa con una cucharada de requesón y unas gotas de aceite de vainilla y decora con albahaca.

receta paso a paso sopa cremosa de tomate

Prepara tu propio aceite de vainilla

Hemos hablado con anterioridad de la versatilidad de los aceites aromáticos en la alta cocina y, aunque se encuentran fácilmente en tiendas especializadas, prepararlos en casa es bien fácil.

Para elaborar aceite de vainilla tienes dos métodos, uno casi instantáneo y otro que requiere un tiempo de reposo.
· Método rápido: Abre una vaina de vainilla por la mitad, a lo largo, y rasca las semillas de su interior. Introduce todo, vaina y semillas, en un vaso de aceite de oliva 0,4°. Calienta a fuego muy lento hasta que el aceite alcance los 40 °C. Apaga el fuego y deja reposar hasta que esté frío.
· Método lento: Sumerge dos vainas de vainilla abiertas en un vaso de aceite 0,4°. Deja macerar durante un mes, aproximadamente, antes de utilizarlo.