Tú también puedes ser un chef

Aprende a cocinar, con fotografías paso a paso, recetas tan sabrosas como espectaculares.

Tejas rellenas de macedonia

Tejas rellenas de macedonia
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 1 naranja
  • 1 manzana
  • 1 plátano
  • 1 kiwi
  • 1/2 limón
  • Para las tejas: 1 clara de huevo, 65 g de azúcar glas, 35 g de mantequilla, 40 g de harina
  • Para la crema: 150 ml de chocolate blanco, 150 m de nata líquida para montar

Paso a paso

1_Pronto-2284_27792.jpg

Para la crema, vierte la nata en una cacerolita y lleva a ebullición. Trocea el chocolate y disponlo en un bol.

2_Pronto-2284_27794.jpg

Cuando la nata hierva, viértela sobre el chocolate y remueve con una espátula hasta obtener una crema lisa.

3_Pronto-2284_27796.jpg

Deja enfriar la crema a temperatura ambiente, tapada con film transparente. Precalienta el horno a 170 °C.

4_Pronto-2284_27798.jpg

Mientras se enfría la crema, funde la mantequilla y mézclala con el resto de los ingredientes.

5_Pronto-2284_27799.jpg

Coloca sobre la bandeja del horno una hoja de papel sulfurizado o un tapete de silicona.

6_Pronto-2284_27800.jpg

Con la ayuda de una cuchara, extiende la masa sobre el papel formando 8 discos muy finos.

7_Pronto-2284_27804.jpg

Hornea 10-12 minutos. Retira y coloca cada galleta sobre un rodillo o una botella para conseguir la forma curvada.

8_Pronto-2284_27801.jpg

Pela la naranja, el plátano y el kiwi; lava la manzana y corta la fruta en daditos. Mézclalos y riega con limón.

9_Pronto-2284_27807.jpg

Reparte dos cucharadas de crema de chocolate en las tejas frías y completa con la macedonia.

1_Pronto-2284_27792.jpg

El toque profesional

Como el postre no se puede preparar con mucha antelación porque las tejas se humedecerían, los mejores reposteros recubren el interior con una fina capa de chocolate que las impermeabiliza, a la vez que aporta un toque original y exquisito.
Para ello, derrite al baño María 100 g de chocolate fondant y pinta el interior de las tejas frías con la ayuda de un pincel de cocina. Deja que el chocolate se endurezca a temperatura ambiente y rellénalas como más te guste, sin miedo a que se ablanden.