Tomates rellenos de revuelto de espárragos

Tomates rellenos de revuelto de espárragos

Ingredientes

  • 4 tomates grandes
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 250 g de gambas peladas
  • 4 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 25 minutos

  • Preparación

    10 minutos

  • Cocción

    15 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Para preparar este plato de tomates rellenos, lava los tomates, sécalos y córtales la parte superior; resérvala para el final, para decorar. Vacía los tomates con una cuchara, vigilando de no romper la piel. Guarda la pulpa para otra elaboración. 

  2. Limpia los espárragos y corta un poco el extremo opuesto a la yema. Llena una cacerola pequeña y alta con agua, sálala y lleva a ebullición. Cuando hierva, añade los espárragos, de forma que la yema no quede sumergida en el agua, y cuécelos 5 minutos. Escúrrelos y córtalos en trozos de unos 3 cm, aproximadamente.

  3. Pela y pica los dientes de ajo y dóralos en una sartén con un par de cucharadas de aceite. Incorpora los espárragos y las gambas y rehógalos hasta que las gambas cambien de color. Salpimienta, aparta la sartén del fuego y casca directamente los huevos.

  4. Coloca de nuevo sobre el fuego y cuece 2 minutos, removiendo constantemente, hasta que los huevos empiecen a cuajar. Rellena los tomates con el revuelto y sírvelos decorados con las tapas reservadas.

El truco de Pronto

La dieta mediterránea es una vacuna frente a la demencia y el Alzheimer. El tomate, el ingrediente estrella de la gastronomía de los países bañados por el mar Mediterráneo, se merece una mención especial. Por su riqueza en carotenoides antioxidantes, un grupo de pigmentos en el que se incluye el famoso licopeno, el colorante que le proporciona su color, esta sana hortaliza previene el declive cognitivo. Además de conseguir que nuestras neuronas funcionen a pleno rendimiento, el tomate, rico en agua y en vitamina C, aumenta el nivel de concentración. ¿Sabías que una pérdida del 2% de agua en nuestro cuerpo puede causar apagones de memoria momentáneos?