Trufas de chocolate blanco con miel

Trufas de chocolate blanco con miel

Ingredientes

• 425 g de chocolate blanco
• 125 ml de nata líquida para montar
• 55 g de mantequilla
• 25 g de miel 
• 2 hebras de azafrán
• azúcar glas

 

  • Tiempo Total

  • 1 hora

  • Preparación

    50 minutos

  • Cocción

    10 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Dulces y Postres

  • Temporada

    Invierno

  • Info. nutricional

    560 kcal/ración

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Corta 300 g de chocolate blanco en trocitos y resérvalos en un bol. Tuesta las hebras de azafrán unos segundos en una sartén. Vierte la nata en una cacerolita, añade la miel y el azafrán tostado, y calienta hasta que empiece a hervir. Retira del fuego y cuela.

  2. Vierte la nata colada sobre el chocolate blanco troceado y remueve hasta que el chocolate esté completamente fundido y obtengas una crema suave y homogénea.

  3. Añade la mantequilla fría en daditos y bate con las varillas para que emulsione. Reserva 24 horas en la nevera.

  4. Al día siguiente, forma con la preparación las trufas, como bolitas del tamaño de una nuez, y resérvalas en la nevera mientras preparas la cobertura. Para ello, trocea el chocolate restante y fúndelo al baño María. Una a una, baña las bolitas con el chocolate fundido, deja que se solidifique y espolvorea con azúcar glas.

     

El truco de Pronto

El chocolate blanco tiene una composición distinta al negro, ya que sólo se usa la manteca de cacao para su elaboración, a la que se añade leche y azúcar. Aunque su consumo debe ser moderado, es una buena fuente de calcio.