Pronto
  1. Home
  2. Vida Sana
  3. Lesiones y dolencias
  4. Otorrinolaringología

Pérdida de audición: combátela y cuida tus oídos

El 10% de los españoles tiene algún tipo de pérdida auditiva, cifras que superan el 50% a partir de los 60 años. Pero la edad no es su única causa, hay otros factores que debemos conocer para prevenirla. Descúbrelos

Si algún familiar te ha alertado de que puedes estar perdiendo audición, siempre es mejor acudir a un especialista.

Si algún familiar te ha alertado de que puedes estar perdiendo audición, siempre es mejor acudir a un especialista.

G.G
Sección coordinada por la doctora María José Peiró, especialista en Medicina Familiar, con más de 10 años de experiencia tanto en el ámbito público como privado. Máster en nutrición y dietética.

Sección coordinada por la doctora María José Peiró, especialista en Medicina Familiar, con más de 10 años de experiencia tanto en el ámbito público como privado. Máster en nutrición y dietética.

Si cuando hablas con alguien necesitas que alce la voz o sueles subir el volumen del televisor porque no lo acabas de escuchar bien, es posible que sufras hipoacusia, una pérdida parcial de la capacidad de oír, que puede tener diferentes grados. Este trastorno suele aparecer y agravarse con el envejecimiento, pero los expertos apuntan a que cada vez existe un mayor número de personas que lo padecen, debido a la exposición excesiva al ruido, a la contaminación acústica y a otros factores. Y la mayoría de ellos (un 64%) aún no ha acudido a un especialista para revisar su audición.

Los jóvenes, cada vez más afectados

La causa más común de la hipoacusia es la edad, ya que las estadísticas demuestran que afecta a la mitad de los mayores de 60 años y al 90% a partir de los 80. Sin embargo, recientes estudios demuestran que uno de cada 10 niños y adolescentes tienen algún nivel de pérdida auditiva, causada, principalmente, por una excesiva sobreexposición al ruido, un factor que está en nuestras manos controlar.

Contaminación acústica. Según un "ranking" de la Organización Mundial de la Salud, España es el segundo país más ruidoso del mundo, por detrás de Japón, y se estima que 10 millones de españoles están expuestos a niveles de sonido más elevados de lo recomendado (65 dB máximo). Si a ello sumamos el uso de reproductores de música con auriculares a volúmenes elevados, se consigue que los problemas de audición típicos de personas de 60 años se adelanten a la juventud.

Contaminación acústica: minimiza sus efectos y cuida tus oídos

Algo más que no oír bien

Nuestros oídos son una de nuestras ventanas al mundo que nos rodea y vale la pena cuidarlos, pero los estudios afirman que uno de cada 3 españoles nunca han revisado su audición y la mayoría de los que van al médico lo hacen cuando la pérdida ya es irrecuperable. Además, la hipoacusia puede acarrear otros problemas de salud.

perdida-audicion-revista-pronto-2_1_628x537

El peligro del ruido. La Organización Mundial de la Salud recomienda no escuchar sonidos por encima de los 65 decibelios.

 

Físicos. Limitación para comunicarse, acúfenos, sensación de mareo y desequilibrio, aumento de la presión en el oído, incremento del riesgo de padecer declive cognitivo y demencia, etc. En los niños, la pérdida de audición desatendida puede provocar retraso en el desarrollo del habla y un bajo rendimiento escolar.

Psicológicos. La dificultad para relacionarse con los demás puede derivar en ansiedad y depresión, ya que un reciente estudio ha demostrado que cada 10 dB de pérdida auditiva aumenta en un 52% el riesgo de aislamiento social.

perdida-audicion-revista-pronto-3_8_628x335

Ojo con los auriculares. Escuchar con ellos el volumen de la música demasiado alto y durante mucho tiempo puede provocar problemas auditivos importantes.

 

Consejos sencillos para proteger nuestros oídos

Aunque existen algunos factores de riesgo que no se pueden controlar, como el envejecimiento, la presencia de determinadas enfermedades o infecciones y causas genéticas o congénitas, hay otros que sí podemos tener en cuenta para mejorar nuestra audición y retrasar su deterioro.

Evita los ruidos fuertes. Exponerse a ellos puede dañar las células del oído interno, así que usa protección auditiva cuando estés en un ambiente con niveles de ruido peligrosamente altos. Hay sectores profesionales que tienen un mayor riesgo de pérdida auditiva, ya que su desempeño conlleva la exposición continua a ruidos superiores a los decibelios recomendados por la OMS. Entre los principales destacan la construcción, la aviación, la música y el entretenimiento, la docencia y el transporte de viajeros y mercancías.

Acúfenos: por qué se producen y cómo aliviar sus molestos síntomas

Mantén una correcta higiene. Limpia tus oídos con agua y jabón de forma habitual y evita el uso de bastoncillos de algodón. Aunque el 47% de los españoles los usa, los especialistas avisan de que esta práctica puede dañar el oído e incluso afectar a la capacidad auditiva, ya que lo que hace es empujar la cera hacia adentro, lo que puede provocar lesiones en el tímpano.

perdida-audicion-revista-pronto-4_8_628x335

Los bastoncillos para limpiar los oídos pueden provocar daños.

 

Ojo con los auriculares. Si escuchas música con ellos, hazlo a un volumen moderado (no debe oírse desde fuera), apuesta por auriculares de diadema en vez de botón y que sean de buena calidad, y no pases más de una hora con ellos puestos.

Cuida tu dieta. Come de forma sana y equilibrada, aumentando la ingesta de aquellos alimentos ricos en vitaminas A, C, E, ácido fólico, Omega 3 y zinc.

Acude a un centro especializado. Si detectas que has perdido algo de audición, ve a un centro especializado, donde te pueden asesorar sobre el mejor tratamiento para ti. Y no te olvides de realizarte revisiones periódicas.

Test: ¿Sufres hipoacusia?

¿Te cuesta seguir conversaciones largas o con ruido de fondo?

A: Sí.

B: No.

¿Hay sonidos (pisadas o el intermitente del coche) que ya no oyes?

A: Sí.

B: No.

¿Necesitas mirar a las personas para saber qué dicen?

A: Sí, en ocasiones.

B: No.

¿Suelen decirte que pones la televisión muy alta?

A: Sí, a veces.

B: No.

¿Tienes dificultades para oír el móvil o el timbre de la puerta?

A: Sí.

B: No.

¿La gente te dice que alzas la voz al hablar?

A: Sí, habitualmente.

B: No.

Cuando hablas por teléfono, ¿te es difícil seguir las conversaciones?

A: Sí.

B: No.

¿Pides que te repitan las cosas?

A: Sí, a menudo.

B: No.

Mayoría de respuestas A. Tus respuestas denotan que tienes dificultades para oír en muchas situaciones y esto puede indicar algún tipo de pérdida auditiva. Acude a un especialista para que te haga una evaluación a fondo.

Mayoría de respuestas B. No parece que tengas excesivos problemas de escucha, pero no olvides las revisiones periódicas.

perdida-audicion-revista-pronto-1_8_628x335

Hay situaciones en las que la hipoacusia puede afectar a nuestra vida cotidiana.

 

Los audífonos mejoran mucho la calidad de vida

Las soluciones auditivas, como los audífonos o los implantes cocleares, se han perfeccionado mucho y permiten volver a disfrutar de la audición de la forma más fácil y discreta.    

1. Al ser de última generación, los audífonos actuales no son simples amplificadores, sino potentes ordenadores auditivos.

2. Pueden conectarse con cualquier móvil o dispositivo electrónico, son recargables y tan pequeños que nadie notará que los llevas.

3. La tecnología permite que el audífono se adapte perfectamente a cada persona.

Loading…