Adele reaparece irreconocible en su 32º cumpleaños

La cantante ha perdido mucho peso

Adele reaparece irreconocible en su 32º cumpleaños

Adele, en una imagen de hace solamente tres años.

A.L.J.

Alucinados. Así ha dejado Adele a sus más de 34,1 millones de seguidores en Instagram con su última publicación en esta red social. La cantante británica ha querido agradecerles todas sus muestras de cariño por su 32º cumpleaños, que fue el pasado 5 de mayo, y lo ha hecho con una imagen en la que cuesta, incluso, reconocerla.

La artista aparece delgadísima, luciendo un vestido corto negro en el que se pueden ver sus estilizadas piernas y con una cara muy angulosa. Una imagen muy distinta a la que nos tenía acostumbrados. Tanto es así, que algunos de sus “followers” se han preocupado por su alarmante pérdida de peso.

Ella parece no darle importancia y ha dedicado el post también a agradecer a todos los trabajadores esenciales que continúan estos días trabajando pese al coronavirus. ¡Aquí puedes verla!

La última publicación de Adele databa del pasado mes de diciembre y, aunque ya se la veía más estilizada, contaba con algunos kilos de más que ahora:

Se separó de su marido en septiembre de 2019

La cantante parece estar absolutamente recuperada de su divorcio, en abril de 2019, de su marido, Simon Konecki. Tras este duro trance, explicó que había perdido 45 kilos y también anunció la salida de un nuevo disco tras cinco años sin editar nada nuevo. Desde la publicación de “25”, el tercer álbum de su carrera, estuvo dedicando su tiempo a su hijo, Angelo, de 7 años, y sobre todo a sí misma. Algo que, según dice, tenía pendiente.

Su secreto para haber adelgazado tanto, según explicó gente de su entorno, no era exactamente perder kilos, sino ser “la mamá más sana posible” para cuidar de su pequeño. Eso sí, como a la británica no le gustaba hacer ejercicio, cambió por completo su alimentación.

Todo apunta a que siguió la dieta Sirtfood, la última moda entre las “celebrities”, pues dicen que cuesta unos 2.000 euros a la semana. Creada por los nutricionistas Aidan Goggins y Glen Matten, se basa en una gran reducción de las calorías que se ingieren –por lo que debe hacerse siempre con supervisión médica– y en la acción de alimentos ricos en enzimas sirtuinas, como el perejil, el tofu, el café, el chocolate negro y las nueces.