Alberto de Mónaco: quince años en el trono

Alberto de Mónaco: quince años en el trono

Alberto II, con su esposa, Charlene, y sus dos hijos, Jacques y Gabriella.

Redacción

Después de casi un mes ingresado a causa de una infección broncopulmonar, la vida de Rainiero de Mónaco, de 81 años, se apagó la mañana del 6 de abril del 2005. Su hijo Alberto de Mónaco, que ya había asumido la regencia dada la gravedad del estado de su progenitor, se convertía "de facto" en el nuevo soberano del pequeño Principado.

Roto por el dolor, Alberto II asistió al funeral de su padre, el hombre que había ocupado el trono durante 55 años y había convertido Mónaco en un país próspero tras haber logrado atraer a los poseedores de las mayores fortunas del mundo.

Prácticamente desde que empezó a reinar, Alberto II demostró ser un digno sucesor de su progenitor. Políticamente, apostó por una gran transparencia financiera y modernizó la administración. En la vertiente más personal, se casó con Charlene Wittstock y dio el ansiado heredero al Principado. 

El 15º aniversario de la subida al trono de Alberto de Mónaco ha coincidio con la pandemia mundial del coronavirus, que le ha afectado a él en primera persona, aunque de manera leve.

Pronto repasa en la revista impresa lo sucedido en estos últimos 15 años en Mónaco esta semana.