Ernesto de Hannover huye de la clínica de desintoxicación para irse de fiesta a Ibiza

El marido de Carolina de Mónaco estaba ingresado en una clínica de desintoxicación de Austria por voluntad propia

ernesto hannover desintoxicacion

Ernesto de Hannover está en el centro del huracán por esta nueva polémica.

P. G. M.

Ernesto de Hannover ingresó en junio en la lujosa clínica Vivamayr, en Austria, donde iba a seguir un estricto programa de desintoxicación de adicciones. Pero parece que el príncipe no ha querido seguir sometiéndose al plan.

Así lo ha revelado "Viva la Vida", quienes han revelado unas imágenes del aristócrata en Ibiza, donde se ha escapado de vacaciones con unos amigos y ha sido pillado consumiendo alcohol en un chiringuito de las islas.

El marido de Carolina de Mónaco ha protagonizado muchos escándalos a lo largo de su vida, relacionadas con el alcohol y las fiestas. Pero el que lo llevó ante un juez fue la polémica de los altercados que protagonizó en verano de 2020, donde fue condenado por agresión física y verbal.

Ernesto de Hannover: las consecuencias legales de estas imágenes

Para evitar pasar por prisión y reducir su condena a 10 meses de libertad condicional, el príncipe se comprometió a rehabilitarse, algo que pretendía hacer con la ayuda de este centro. Durante su estancia, su día a día consistía en despertar a las 6:30 de la mañana para asistir a terapia y su menú de líquidos se limitaba en agua, té e infusiones antiedad y bebidas vitaminadas.

Aunque el príncipe se comprometió a rehabilitarse bajo orden judicial, su ingreso en la clínica fue voluntario. Por ello, a pesar de que estas imágenes destapan que no está siguiendo con su sobriedad, no tendrán consecuencias a nivel legal.