Jaime Peñafiel: Meghan Markle teme ser la nueva Diana de Gales

Harry y meghan penafiel
El príncipe Harry está convencido de que algunos tabloides acosan a su mujer y no está dispuesto a consentirlo.

De un tiempo a esta parte, la realeza ha decidido no callarse ante lo que creen una invasión de sus vidas públicas. Tal y como recuerda Jaime Peñafiel, «los últimos en decir basta han sido los duques de Sussex: Si hace unos días, Meghan Markle denunciaba al «Daily Mail» por publicar una carta que ella le envió a su padre en el 2018, poco después era su marido, el príncipe Harry, quien, cual caballero de la Tabla Redonda, salía en defensa de su dama. El nieto de Isabel II teme que su esposa acabe perseguida y sobrepasada como, en su día, le sucedió a su madre».

 

La relación de Meghan con la prensa corre el riesgo de acabar como la de Diana con los tabloides británicos, «pero con una gran diferencia: la desgraciada princesa de Gales entendió que las demandas no son el camino. Sólo en una ocasión Lady Di procedió contra «The Sun» y «The Daily Star» por publicar unas fotografías suyas en bikini estando ella embarazada de su hijo Guillermo», cuenta Peñafiel.

 

Pero no sólo Harry y mamá Diana han tenido problemas con la prensa. En el 2012, «Guillermo y la dulce Kate decidieron demandar a la revista francesa “Closer˝ por unas fotos de ella en “topless” durante unas vacaciones en la finca de un primo en la Provenza». El resultado: «condenaron a la revista a pagarle una multa de 100.000 euros y a la directora y al redactor jefe de la publicación a otra de 45.000. Incluso se retiró el número de la venta».

 

Además, «la “maldición de Lady Di” sobrepasó fronteras y hasta Carlota Casiraghi creyó verse en la misma tesitura y acudió a los tribunales contra “Closer” por un reportaje fotográfico en el que se desvelaba su idilio con el cómico Gad Elmaleh. Su abogado, Alain Toucas, declaró que la princesa vivía “un infierno diario con persecuciones de coches y motos” que representaban un “riesgo incontestable de peligro físico”. Y agregó: “Yo lo viví con la princesa de Gales, a quien tuve el honor de representar, y no tengo ningún deseo de repetir"».

 

«Hace ya 22 años que Diana perdió la vida en el puente del Alma, pero su historia revive cada vez que alguien se siente perseguido», afirma Peñafiel en Pronto esta semana.