La reina Isabel y su nieto Harry se reunieron a solas para hacer las paces

La reina Isabel y su nieto Harry se reunieron a solas para hacer las paces
Dicen que Harry es el nieto favorito de la reina Isabel.

Recién llegado de Canadá para atender a sus últimos compromisos oficiales en el Reino Unido antes de desvincularse definitivamente de La Corona, el pasado domingo 1 de marzo, el duque de Sussex acudió al castillo de Windsor para almorzar con su abuela.

 

La reina y él pasaron nada menos que cuatro horas charlando sobre todo lo sucedido desde que él y su esposa, Meghan Markle, decidieran tomar las riendas de su vida para buscar la paz y la felicidad lejos de su papel institucional.

 

Según una fuente de palacio, la monarca zanjó la larga conversación que versó, principalmente, sobre el futuro de Harry, su esposa y su hijo, Archie, diciéndole: «Te queremos mucho y siempre serás bienvenido si deseas volver». Un apoyo incondicional que ya mostró públicamente hace cerca un mes, cuando publicó un comunicado en el que aseguraba respetar la decisión de su nieto.

 

Ese mismo informador anónimo que habló con «The Sun» comentó que «fue la primera vez que la reina tuvo la oportunidad de hablar con su nieto a solas y descubrir cuáles son realmente sus planes. Era un ambiente mucho más relajado y ambos podían decir lo que pensaban».

 

En tu revista Pronto de esta semana, te contamos todos los detalles de ese encuentro y de la última visita de los duques de Sussex a Londres para despedirse de su papel institucional. Descúbrelo con nosotros.