Alberto y Charlene de Mónaco: las imágenes con las que zanjan los rumores de divorcio

En medio de una nueva demanda de paternidad de Alberto de Mónaco, Charlene ha publicado unas fotos que desmienten su crisis matrimonial

Alberto y Charlene de Mónaco

Alberto y Charlene de Mónaco se han mostrado muy unidos en su reencuentro.

P. G. M.

Hace unos días, un medio italiano aseguró que Alberto y Charlene de Mónaco se encontraban en un momento muy frío y tenso de su relación y que el divorcio era "inminente".

La Princesa, que lleva meses viviendo en Sudáfrica sin su familia porque un problema médico debido a una infección en oídos, nariz y garganta le impedía viajar en avión (hecho que suscitó que saltasen los rumores) recientemente se sometió a una operación para solucionarlo y, estos días Alberto de Mónaco junto a los pequeños Jacques y Gabriella se han desplazado al país de la exnadadora para reencontrarse con ella. Desde allí, la familia real monegasca ha publicado unas instantáneas que parecen desmentir esta crisis.

Los rumores sobre el matrimonio no han hecho más que crecer en los últimos meses, sobre todo desde que la sudafricana puso rumbo a su país natal para participar en una campaña contra la caza furtiva de rinocerontes. La royal no pudo celebrar su décimo aniversario de boda con el Príncipe, pero sigue haciendo oídos sordos a las críticas y especulaciones sobre su relación.

El reencuentro familiar de Charlene y Alberto de Mónaco

Charlene de Mónaco ha sido la encargada de compartir las fotos oficiales de este bonito reencuentro, en las que los príncipes Jacques y Gabriella también han aparecido (con un nuevo peinado "hecho en casa" por parte de la pequeña).

Los riesgos de la infección que padeció fueron la razón por la que la "royal" no había podido ver a su marido ni a sus hijos, con quienes se ha mostrado muy feliz y cariñosa en esta primera publicación. Puedes verla aquí:

"Estoy encantada de volver a tener a mi familia conmigo" ha escrito, añadiendo en tono bromista que su hija había decidido darse un corte de pelo y que ella había intentado arreglarlo.

Además, la Princesa Charlene también ha subido una serie de instantáneas junto a su marido, con quien posa muy sonriente y cómplice en su reencuentro. Ella siempre ha defendido a su matrimonio de todas las polémicas que han surgido mientras no podía volver a Mónaco, desmintiendo cualquier tipo de desencuentro entre ellos y manteniéndose positiva frente a los rumores.

Ahora, con los pilares de su vida junto a ella, es evidente que está muy feliz de poder estar con su familia otra vez.