El infográfico: la lechuga

PR InfoWeb 2412
La lechuga es una gran fuente de fibra.

La lechuga es uno de los mejores depurativos naturales. Incluir este comodín en tu menú diario te ayudará a enriquecer la dieta con dosis extra de fibra y vitaminas, ¡así que no lo dudes!

 

Además de ser fuente de fibra, la lechuga es también una excelente fuente de betacaroteno (vitamina A) y clorofila, por lo que ayuda a reducir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades. 

 

Precisamente por su aporte en fibra y quercetina, ayuda a frenar la absorción de azúcares y por tanto a controlar los picos de glucosa (reduciendo así el riesgo de padecer diabetes tipo 2).

 

Otro elemento a tener muy en cuenta: tiene un efecto sedante. Esto quiere decir que si sufres estrés o tienes problemas para conciliar el sueño, una buena ensaladita será más que una buena opción. Ya sabes, aprovecha el veranito para prepararte ensaladas fresquitas combinando la lechuga con fruta. Si quieres una dosis extra de fibra puedes apostar por el kiwi

 

Más por menos: Puedes emplearla como ingrediente de tus bocadillos, pitas o crepes en lugar de la rúcula, que es más cara. ¿El beneficio? Tiene un sabor más neutro, una textura más crujiente y es más saciante.