6 grandes frases de Pablo Motos

6 frases para conocer de verdad a Pablo Motos
Pablo Motos dirige y presenta El Hormiguero 3.0

Aunque las elevadísimas cifras de audiencia que registra El Hormiguero cada día nos ayudan a hacernos una idea de cómo es Pablo Motos, lo cierto es que, el presentador no tenía muchos números para convertirse en el referente que hoy es dentro del mundo de la comunicación.

 

Pablo Motos, un niño inquieto

 

Pablo nació en el seno de una familia muy humilde. Su padre era cocinero en el Hospital de Requena (Valencia) por las mañanas y por las tardes vendía libros; y su madre Amelia Burgos, era su debilidad junto con su hermana mayor.

 

Ya desde muy pequeño se metía en líos. “Era un delincuente en potencia, me pasaba la vida intentando hacer algo malo. Siempre he sido un rebotado, el rebelde de la familia. Yo quería saber qué pasaba si hacía algo gordo. A lo mejor, aquella actitud puede entenderse como el principio de El Hormiguero”, ha explicado en más de una ocasión el presentador quien aseguraba que los profesores llamaban a sus padres todos los días.

 

Todo cambió el día en que un amigo suyo perdió la vida durante una persecución policial. Una terrible lección que hizo que su camino se enderezara.

 

El despegue de su carrera

 

Sus primeros pasos en el mundo de la comunicación fueron en Radio Requena (Valencia). Allí conoció a Laura Llopis, una compañera de trabajo que años más tarde se convertiría en su esposa y jefa de guiones en El Hormiguero.

 

De Valencia se trasladó a Madrid y allí es donde realmente tomó impulso su carrera mediática trabajando en M80, Onda Cero y en la televisión.

 

En este vídeo hemos recogido 6 frases que te ayudarán a conocer un poco más al gran comunicador en que se convirtió el pequeño gamberrete de Requena.