Britney Spears consigue la libertad tras 13 años bajo la tutela de su padre

La Corte Superior de los Ángeles le ha dado la razón a la cantante, que llevaba más de una década bajo el control de su padre, Jamie Spears

britney libre tutela padre

El padre de Britney Spears acaba de perder la tutela de la cantante, que tenía desde 2008.

V.P.

El movimiento "Free Britney" vive hoy su día más feliz. Después de varias batallas legales, el padre de Britney Spears deja de ser su tutor legal. Así lo ha reconocido una jueza de la Corte Superior de los Ángeles que, tras más de tres horas deliberando, ha dado la razón a la cantante, que cumplirá 40 años en diciembre. 

El control que Jamie Spears ha ejercido durante estos 13 años ha sido calificado como "tóxico", un factor que puede haber sido clave para ordenar la suspensión de la tutela con efecto inmediato. También la presión social y mediática que se ha ejercido a lo largo del último año.

Britney consigue liberarse de la tutela de su padre

britney tutela padre libre
Britney Spears en una foto con su padre, Jamie.

La cantante de "Baby, one more time" había podido elegir abogado este verano, algo que ha resultado beneficioso para ella, ya que solo unos meses después ha quedado libre del control de su progenitor. Ahora, Britney se encuentra bajo la tutela de un funcionario del estado de forma temporal. 

El siguiente paso será conseguir poner fin a la cualquier tutela, algo que su abogado, Mathew Rosengart, ha anunciado que se puede conseguir investigando al padre de Britney. Según el letrado, habría motivos para que las autoridades pudieran presentar cargos contra  Jamie Spears. "Hay quien tendrá que enfrentar serias acusaciones", ha dicho.

Rosengart tendría en su poder pruebas que señalarían directamente al padre y a otras personas que evidenciarían "corrupción" y mala praxis. Eso sí, serán los fiscales, y no el abogado que ha conseguido su libertad, quienes tengan que llevar a Jamie Spears ante la justicia.

Más de una década de control

Britney ha estado aislada por su entorno más cercano, aunque tenía el control de sus redes sociales, donde subía inquietantes vídeos que sus fans interpretaban como señales de auxilio. Diarios estadounidenses escribían que la artista no tenía control sobre su fortuna, que estaba sometida a una estricta vigilancia, y que incluso tenía micrófonos en su dormitorio.

En 2019, se evidenciaba que algo no iba bien para una de las cantantes más reconocidas del mundo, que llevaba bajo tutela parental desde 2008, año en el que también perdió la custodia de sus hijos. Ahora, un nuevo futuro se le abre por delante, e incluso se ha comprometido con su pareja actual, el actor Sam Asghari.