Concha Velasco: su adiós a los escenarios tras 60 años de carrera

La actriz, de 81 años, se despide de la interpretación a petición de sus hijos

CONCHA VELASCO

Concha, en una imagen reciente.

Redacción

Para todos llega el momento de decir adiós y también ha llegado para Concha Velasco, de 81 años, que tras 60 años de exitosa carrera en el cine, el teatro y la televisión, se ha convertido en una de las grandes damas de la escena española. Pero ahora, según explicó esta muchachita de Valladolid tras una representación de la obra "La habitación de María", con la que está de gira por la geografía española, su vida como actriz de teatro ha llegado a su fin.

Así, cuando cumpla con los compromisos que le quedan en algunas ciudades españolas, Velasco dirá adiós a la tablas de los escenarios, un lugar donde, sin duda alguna, ha sido muy feliz. "Todo llega y creo que ha sido en el momento adecuado y nos ha hecho caso", ha explicado su hijo Manuel, en conversación telefónica con el programa "Sálvame" para despejar cualquier especulación sobre el motivo de la retirada de su madre.

Concha Velasco, tranquila en Madrid

Manuel Velasco aseguró al programa de televisión que él y su hermano, Paco, ya no querían que su madre estuviera sometida a las giras a que obligan las actuaciones teatrales. "Hay que irse por la puerta grande y ya sabíamos, cuando planeamos el encargo de esta función, que sería la última obra de Concha Velasco", explicó el dramaturgo.

Eso no quiere decir que la actriz, que sigue manteniendo las ganas de trabajar, desaparezca para siempre del panorama artístico. El único requisito que le ponen sus hijos es que sea en Madrid, para que ella pueda estar tranquila, disfrutar de la compañía de su familia y sus amigos y pasear con su perrita por las calles de la capital. Disfrutar también de una merecida jubilación.

Paco Marsó, el amor y el azote de su vida

A partir de la semana que viene, la revista Pronto ofrecerá a sus lectores un completo coleccionable por capítulos sobre la vida de Concha Velasco. Nacida en 1939 en Valladolid, de padre franquista y madre republicana, Concha pasó una infancia feliz y desde muy pequeña supo que quería ser artista.

Se formó como bailarina y fichó por la compañía de Celia Gámez. Actuando con ella en un teatro la vio un productor que le ofreció debutar en el cine. Aquel fue el comienzo de una larga carrera artística en la que Concha, con su belleza, su simpatía y su gracejo, se ganó a la mitad de los españoles.

En lo sentimental, mantuvo una relación con un director de cine bastante mayor que ella y casado y tuvo un romance con Juan Diego. Tampoco le importó ser madre soltera. El amor de su vida fue el productor Paco Marsó, que le dio otro hijo, Paco, y también muchos quebraderos de cabeza porque, con sus malos negocios, la dejó en la ruina.

Descubre más sobre el adiós a los escenarios de Concha Velasco en tu Revista Pronto.