Eduardo Casanova, los 29 años de un actor que ha sabido reinventarse

Eduardo Casanova, los 29 años de un actor que ha sabido reinventarse
El polifacético artista nació en Madrid y comenzó su carrera profesional en Aída.

El actor y director Eduardo Casanova se suma a la cada vez más larga lista de “celebrities” que cumplen años en pleno confinamiento por el coronavirus. Tal y como ya hicieron Malú, Pilar Rubio y Yana Olina, al artista le tocará soplar las velas de su 29º cumpleaños encerrado en casa.

 

Eso sí, en Pronto hemos querido hacerle un pequeño homenaje al entrañable Fidel de Aída repasando su maravillosa carrera. Y es que, aunque nos enamoró con su fantástico papel de niño pluscuamperfecto, con frases tan inolvidables como "Yo no puedo volver a caer en la ilegalidad. Si todavía tengo pesadillas con aquel libro que tardé dos días en leer" o “Cómo me chiflan las matemáticas. Los griegos debieron pasárselo chachi”, su carrera va más allá de esta mítica serie.

 

En este vídeo puedes ver un pequeño resumen de su trayectoria:

 

 

 

Además, el cumpleañero se encuentra preparando su segundo filme, que cuenta como protagonista con la grandísima Ana Belén:

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

ANA BELEN es la protagonista de #LaPiedad , mi segunda película. Un sueño. . . . 📷 @kito.munoz

Una publicación compartida de Eduardo Casanova (@eduardocasanova) el

 

Su amigo Paco León da la cara por él

 

Eduardo Casanova Paco Leon Jedet

Eduardo Casanova y Paco León junto a Jedet en la fiesta de presentación de la película Pieles

 

Paco y Eduardo son grandes amigos desde que trabajaron juntos en Aída. Es por ello que el director de “Kiki” no ha dudado en defender a su colega tras un más que polémico “tweet” del partido político Vox en el que utilizaban la imagen de su amigo –y también de Javier Bardem y Pedro Almodóvar– para defender el papel de los agricultores.

 

“España puede vivir sin sus titiriteros, pero no sin sus agricultores y ganaderos. Hoy, como siempre, gracias a todos los españoles del campo por vuestro trabajo”.

 

Ante estas palabras, Paco no ha dudado en dar su opinión: “Me entristece profundamente leer esto.... esto es un delito de odio. Esto no lo puede decir un partido político que quiera considerarse demócrata”.

 

 

Vox no ha tardado en responderle, llegando, incluso, a faltarle al respeto: “Nosotros somos más de artistas, actores y directores que no pretenden convertir la cultura en una secta política. Por cierto, pocas collejas te dieron durante el rodaje de Aída Rodando por el suelo de risa”.