Emilia Clarke sufrió dos aneurismas cerebrales

Emilia Clarke sufrió dos aneurismas cerebrales
Emilia Clarke superó con éxito varias operaciones a vida o muerte

Para los fans de la serie, ella es Daenerys de la Tormenta, Khaleesi, Madre de Dragones, Rompedora de Cadenas, la que No Arde… una mujer casi invencible. Pero, en la realidad, es Emilia Clarke, una joven actriz británica que estuvo a punto de morir a los 24 años, «justo cuando todos los sueños de mi infancia parecían haberse hecho realidad», ha contado en una emotiva carta publicada en «The New Yorker».

 

A principios del 2011, Emilia acababa de rodar la primera temporada de «Juego de tronos», una serie ambiciosa en la que la actriz tenía gran protagonismo. Para aliviar tensiones ante tanta presión, Emilia acudía al gimnasio y durante unos de sus entrenamientos, comenzó a sufrir un agudo dolor de cabeza, mareos, vómitos, no podía hablar…

 

«De algún modo, supe lo que me estaba sucediendo: mi cerebro estaba dañado. Me dije a mí misma: “No me paralizará”. Moví los dedos de las manos y los pies para asegurarme, y para mantener mi memoria despierta, traté de recordar frases de series».

 

En el hospital, le diagnosticaron un aneurisma cerebral (lo mismo que ha sufrido Jorge Javier Vázquez) que necesitaba ser intervenido de inmediato. La cirugía fue un éxito, pero, al cabo de unos días, en un control rutinario, Emilia no era capaz de decir su nombre. «Estaba teniendo una afección llamada afasia, consecuencia del trauma que había sufrido mi cerebro. En los peores momentos, le pedí al personal que me dejaran morir. Mi trabajo, el sueño de mi vida, estaba centrado en el lenguaje, en la comunicación. Sin eso, estaba perdida».

 

Al cabo de una semana, la afasia pasó y la actriz fue dada de alta para seguir con la serie, pero su pesadilla no había terminado todavía… Los médicos le advirtieron de que tenía otro pequeño aneurisma que habría que vigilar. Emilia fue operada de nuevo, esta vez, perforando su cráneo y la recuperación fue peor que las anterior, pero lo superó, y ahora ha ayudado a crear una organización benéfica llamada SameYou que brinda tratamiento a las personas con su mismo problema.