Estíbaliz, de El Consorcio, “Sergio es lo único que me falta en mi vida para ser feliz”

La cantante nos ha hablado de su día a día sin el amor de su vida, que falleció hace seis años

Estibaliz

La cantante, de 68 años, echa mucho de menos a su gran compañero.

Redacción

Acaban de cumplirse seis años del fallecimiento de su marido, Sergio, y Estíbaliz Uranga confiesa que “le tengo presente cada día”. La cantante está a punto de regresar a los escenarios con El Consorcio, el grupo que lleva en activo 25 años y en el que actuó con su esposo hasta meses antes de su muerte.

PRONTO: Sergio sigue presente en tu día a día.

ESTÍBALIZ: Eso siempre. Vivimos una historia de amor tan buena y bonita... Sergio es lo único que me falta en la vida para ser completamente feliz. Lo demás es accesorio. En febrero se cumplieron seis años de su muerte, guardo en mi corazón su recuerdo y, en casa, objetos valiosos, como las esculturas que hacía. Algunas se pueden contemplar en dependencias de la Guardia Civil de Valdemoro o en el castillo de Peñíscola. ¡Estoy tan orgullosa de mi marido.... Fui tan feliz a su lado! Me quedan dos hijas maravillosas que hicimos conjuntamente. Mi vida es buena, pero echo muchísimo de menos a Sergio. Recordarle está bien, pero preferiría tenerle a mi lado.

Sergio y Estibaliz

Sergio y Estíbaliz derrochaban complicidad sobre el escenario.

“Sergio fue un buen ejemplo de vida”

P.: Poco antes de fallecer, tu Revista Pronto lo llamó y nos dijo que se encontraba mejor de su enfermedad...

E.: Sergio no quería que sufriéramos por él. Ocultaba su dolencia a los amigos. Fue un buen ejemplo de vida y de saber marcharse de este mundo. Teníamos tanta complicidad, cariño y buen rollo...

“Sigo al pie del cañón y con muchas ganas”

La agenda profesional de Estíbaliz está llena de proyectos que la ilusionan mucho: “En abril actuaremos en el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid con la ilusión de los inicios y las ganas de encontrarnos con ese público que nos es fiel desde hace tantos años –nos anunció Estíbaliz–. Llevo cantando más de medio siglo, y aquí sigo, al pie del cañón y con muchas ganas de continuar”.

P.: El balance es extraordinario.

E.: Si no lo fuera, no seguiría dando la lata, ja, ja, ja. Si el público nos sigue, es porque hemos hecho algo bien.

P.: Llevas toda la vida trabajando con tus hermanos...

E.: Será que nos llevamos muy bien, que nos compenetramos estupendamente, ¿no? Trabajar con mis hermanos ha sido, y es, una constante en mi vida. Cada uno, en determinadas situaciones tiene su propio criterio, pero todo se habla para aunar soluciones. En conjunto nos va bien, está demostrado. Somos personas respetuosas, embarcadas en un proyecto que nos va bien a todos. Eso es lo importante.