Francine Gálvez: “Me casaré con mi novio cuando acabe la alerta sanitaria”

La presentadora del famoso 'Rumore rumore' ha debutado como modelo de pasarela

Francine

La presentadora, de 54 años, está cada día más enamorada.

Redacción

La pandemia ha retrasado la boda de Francine Gálvez y su novio, Daniel, pero la popular presentadora anuncia que “vamos a casarnos por la Iglesia y para siempre en cuanto acabe la alerta sanitaria y celebraremos una gran fiesta con todos nuestros amigos, algo divertido en una playa... Una fiesta de amor multitudinaria, como las de antaño”.

PRONTO: ¿A qué se dedica tu chico?

FRANCINE GÁLVEZ: Es empresario. Y le estoy convenciendo para que entre conmigo en el mundo de la televisión, pero en cometidos técnicos.

Gálvez y su pareja en una imagen compartida en sus redes sociales:

Francine ha descartado ser madre

Francine y Daniel son pareja desde “hace más de siete años. Ya hemos pasado la crisis de los siete. ¿Tener hijos? Es un sueño incumplido, pero a mi edad ya no es momento de pensar en ello porque sería una madre muy vieja. Ya he pasado la cincuentena”, nos cuenta.

P.: No los aparentas.

F.G.: Eso es verdad, me siento joven por dentro y por fuera.

“Tengo la sensación de que se han olvidado de mí”

P.: El pasado viernes 2 de abril debutaste como modelo de pasarela.

F.G.: Y fue más difícil de lo que pensaba. Estaba muy nerviosa. Me propusieron los de L ́Oreal subirme a la pasarela bajo el lema “Porque yo lo valgo" y no pude decir que no, pero lo pasé fatal. La de modelo es una profesión muy dura, la que te deja más vulnerable... Fue un ejercicio complicado de autoafirmación. Es que te entra pánico escénico. Aunque la experiencia ha merecido la pena. No te quepa la menor duda.

P.: ¿Algún proyecto como presentadora de tele a la vista?

F.G.: Tengo la sensación de que se han olvidado de mí... No sé si es que “se me ha pasado el arroz” o que ya no necesitan representar un poco la diversidad racial. Pero, bueno, tengo entre manos otros proyectos con mi productora, de los que, de momento, prefiero no adelantar nada. Solamente, decirte que voy a dar un giro muy grande.