El hijo mayor de Carlos Baute: "Le pido ayuda económica porque la necesito"

José Daniel, fruto de una relación adolescente del cantante, ha solicitado ante un juez de Móstoles una pensión alimenticia de 1.400 euros al mes

El hijo mayor de Carlos Baute: «Le pido ayuda económica porque la necesito»

José Daniel, fruto de una pasión adolescente de Carlos Baute, no entiende por qué el cantante reniega de él.

En el año 2013, una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 17 de Madrid declaró a Carlos Baute padre biológico de José Daniel, un chico venezolano residente en España, nacido de una relación del cantante cuando éste tenía 15 años. Hoy, José Daniel Baute Arellán ha demandado a su progenitor solicitando ante un juez de Móstoles (Madrid) una pensión de 1.400 euros mensuales, alegando su precaria situación monetaria.

Según su abogado, Fernando Osuna, "el juez le ha dado a Carlos Baute un plazo de 10 días para que haga alegaciones a nuestra demanda. Si no responde, se le declarará en rebeldía y será condenado a pagar la citada cantidad a su hijo mayor". Entrevistamos en exclusiva a José Daniel, quien reconoce que apenas gana para sobrevivir.

"No le digo que me mantenga toda la vida, pero ahora mi situación es muy precaria"

PRONTO: ¿Crees que tu padre te ayudará? 

JOSÉ DANIEL: Yo afronto este asunto con mucha esperanza, aunque supongo que mi padre seguirá pasando de mí... Este tema es muy delicado y dudo que lo afronte como me gustaría.

P.: ¿Cuánto tiempo hace que no le ves?

J.D.: Unos seis años. Y, evidentemente, no soy yo el que no ha querido verle. Yo querría charlar con él, despejar dudas. ¿Por qué me rechaza si soy su hijo?

P.: Quizá Carlos piense que solamente te mueve un interés económico...

J.D.: No es verdad, y si ahora le pido una ayuda económica es por mi precaria situación. La pandemia me ha dejado en un punto crítico, lo estoy pasando muy mal. Y no se da cuenta de que soy su hijo. Una jueza dictó sentencia y él es mi padre biológico. Ni soy un oportunista ni nada que se le parezca. Vivo solo en este país, mi madre está en Venezuela y no me la puedo traer aquí, rompí con mi novia... Vine a vivir a Baeza (Jaén) por mi pareja y, ahora que hemos roto, me encuentro muy solo. Los últimos meses ha bajado muchísimo la clientela de la gasolinera en la que trabajo y gano apenas para sobrevivir. Por eso he decidido pedirle a mi padre que me eche un cable, él tiene una solvencia económica suficiente como para ayudarme. No le digo que me mantenga toda la vida, pero en estos momentos necesito su apoyo. Es un hecho humano...Quiero que se dé cuenta de que lo estoy pasando muy mal.

P.: ¿Se puede querer a un padre que te ignora? 

J.D.: Eso lo sabré si algún día nos vemos cara a cara, ahí se verá si afloran los sentimientos. Lo que está muy claro es que he sufrido muchísimo por él.

P.: A Carlos no le gusta que los periodistas le preguntemos por ti... Y te lo digo por experiencia propia.

J.D.: ¿En serio? No lo entiendo.

P.: ¿Piensas que es mala persona?

J.D.: No, en el fondo es buena persona, estoy convencido de ello, por eso no comprendo su desinterés hacia mí. Creo que es muy majo, le veía en la tele y me daba confianza, llegué a pensar que me aceptaría como su hijo que soy, y ya ves... Pero, bueno, tengo mucha fortaleza, soy un superviviente y afronto los problemas de cara. No soy de tirar la toalla, de darme por vencido. Si no fuera tan fuerte, me habría hundido. Es algo que he descubierto en mí mismo, la fuerza y la valentía.