Malú, la «aprendiz» de Alejandro Sanz que llegó a maestra

5  610536
La madrileña con otro de sus grandes amigos, Melendi, con quien ha colaborado en varias ocasiones

La cantante Malú ha llenado páginas del corazón tras hacerse pública su relación con el político Albert Rivera. María Lucía Sánchez Benítez, tiene ya una larga y dilatada carrera en el mundo de la música. Nacida en Madrid el 15 de marzo de 1982, es hija del cantaor Pepe de Lucía y sobrina del guitarrista Paco de Lucía. Eso sí, siempre se ha negado a usar el apellido familiar sobre el escenario porque consideraba que, si sus intentos por brillar en el mundo de la música quedaban en nada, no debería salpicar a los suyos.

 

Siendo pequeña, por su casa pasaban estrellas a todas horas: Camarón, Lola Flores, los Carmona… «¡Menudas fiestas flamencas se montaban, con semejantes genios!», recuerda Malú, al hablar sobre su infancia.

 

Justamente mientras cantaba en uno de esos saraos, un productor amigo de su padre le pidió que grabase una maqueta. Tenía 15 años y pensó que, por lo menos, se libraría de ir un día a clase, así que aceptó.

 

Esa misma noche firmaron un contrato y, aunque pretendían que Malú cantase flamenco, la joven promesa los convenció de que el suyo era otro camino. Así que apeló al gran Alejandro Sanz, amigo de la familia de toda la vida, quien le regaló su primer gran éxito, «Aprendiz», y otras dos canciones de su disco debut: «Donde quiera que estés» y «Antes amantes que amigos».

 

«Alejandro Sanz está en mi vida desde que tengo uso de razón –ha explicado la cantante es más de una ocasión–. Cuando comenzó a cantar, yo decía en el colegio que era mi primo. Le quiero con toda mi alma».

 

Con sólo 16 años, Malú ya tenía 4 discos de platino y había ganado el premio Amigo 98 a la artista revelación del año. Y, poco después, la factoría Disney la fichaba para poner la voz a la princesa Mulán, lo que supuso un nuevo salto artístico para ella.

 

La madrileña presume de ser completamente autodidacta y cuenta, como anécdota, que acudió a clase de un gran profesor y sólo asistió a una. Pero ello no implica que no trabaje, ya que es una artista con una técnica impresionante y que se define a sí misma como «asquerosamente perfeccionista».

 

Suyos son, entre otros muchos éxitos, «Toda», «Quiero», «Invisible», «A prueba de ti» y «Ahora tú». Además, Malú también nos ha encandilado con su poderío como «coach» en «La Voz».  Un carisma que ha enamorado al político Albert Rivera, cuya relación con la artista repasamos esta semana en tu revista Pronto.