Maribel Verdú: 50 años, 50 anécdotas

La actriz española cumple 50 años espléndida y en un gran momento personal y profesional

Maribel Verdú rodaje

Actualmente, Maribel está rodando la serie «Ana Tramel. El juego» para TVE.

Maribel Verdú acaba de cumplir el medio siglo de vida en un gran momento personal y profesional. Aunque ha pasado por algunos baches, lleva más de 30 años siendo un referente del cine español, pues nunca ha tenido interés en probar suerte en Hollywood ¡y eso que ofertas no le han faltado! Además, ha tenido una vida de lo más intensa e interesante.

"Celebro los 50 con todo el agradecimiento a la vida. Solo quiero seguir teniendo salud mental para afrontar todo como hasta ahora. Seguir haciendo la vida fácil a los demás y en consecuencia a mí misma; y seguir con el sentido del humor como seña de identidad que de tanto me salva", aseguró el día de su cumpleaños

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de bel verdu (@maribelverdu) el

 

50 curiosidades sobre Maribel Verdú

Esta semana, para celebrar el 50 aniversario de la actriz, hemos recopilado las mejores curiosidades y anécdotas de Maribel Verdú. Te adelantamos las cinco primeras que, seguramente, desconocías.

1. HIJA, NIETA Y SOBRINA ÚNICA, cuando nació el 2 de octubre de 1970 en Madrid, se convirtió en la reina de la familia hasta que, cinco años después, sus hermanas gemelas la destronaron.

2. SU MADRE, ISABEL, ERA MODELO OCASIONAL por lo que ella aspiraba a trabajar también como maniquí. Su padre, Gregorio, era vendedor de coches.

3. BOCADILLO DE LECHE CONDENSADA Y PLÁTANO era su merienda cuando se portaba bien. Pero, si se portaba mal, le daban membrillo, un dulce que detesta.

4. SE SUBIÓ A UN ESCENARIO POR PRIMERA VEZ A LOS 8 AÑOS para representar y dirigir 'Los habladores', uno de los 'Entremeses' de Cervantes, en el colegio.

5. BEL: así la llaman en casa.

No te pierdas el resto de las 50 anécdotas, sólo en tu nueva revista Pronto. Gracias este reportaje conocerás a una Maribel, Bel para familiares y amigos, mucho más cercana y humana que no soporta el desorden, la impuntualidad o que no se respete el medio ambiente y a la que le gusta el cine ¡con palomitas!