Ortega Cano confía ciegamente en su mujer

Ortega Cano confía ciegamente en su mujer

Ortega está confinado en su casa de Chipiona con su hijo pequeño, José María.

Pronto se cumplirán dos meses desde que Ana María Aldón se marchara a Honduras para participar en Supervivientes y a su marido, esta separación temporal se le está haciendo cuesta a arriba.

José María Ortega Cano nos ha asegurado en una conversación telefónica que echa mucho de menos a su esposa, pero que está orgulloso de su papel en Supervivientes. Nos reconoce que al principio él no quería que fuera a la isla, pero que acabó convenciéndole. "Y te repito que está teniendo un buen concurso", nos dice.

Sin embargo, varias fuentes aseguran que a Ortega se lo llevan los demonios cada vez que oye a algunos comentaristas del programa asegurar que entre su Ana María y Antonio Pavón, ha habido algo más que buen rollo de compañeros de concurso, y que la salida del también torero de Supervivientes por motivos de salud, ha sido un alivio para él.

Conexión Supervivientes

Ana María Aldón se emocionó mucho al recibir un mensaje de su marido.

Además, durante una breve comunicación con su esposa, le insinuó que no le está gustando que ella en ningún momento le haya parado los pies a la polémica Yiya en sus continuos y crueles ataques a Rocío Flores. Incluso, la hija de Ortega Cano, Gloria Camila, que es sobrina y una de las mejores amigas de Rocío, pero también la persona que defiende a Aldón en plató, declaró que, cuando Ana vuelva a casa, "celebraremos una cena con ella y saldrán las cosas buenas, y también las malas. No entendemos la frialdad con la que trata a Rocío. A mi padre no le está gustando eso".