Paco León, harto de que censuren su cuerpo en Instagram

No es la primera vez que el actor es censurado en esta red social, algo de lo que está cansado

Paco León, harto de que censuren su cuerpo en Instagram

Paco León siempre juega con los límites de la censura en Instagram.

G.G.P.

Paco León está harto. No es la primera vez que Instagram censura alguna imagen de su perfil, y es que el actor y director es asiduo a subir fotografías enseñando algo más de carne de lo que el algoritmo puede soportar. Los desnudos de Paco León celebran la vida y la libertad sexual, algo que siempre ha revoloteado alrededor de su carrera artística con trabajos como ‘Kiki, el amor se hace’ (2016) o la serie ‘Arde Madrid’ (2018), ambos trabajos ligados, de alguna manera, a este tema. Esta vez, León ha decidido eludir la odiosa censura de Instagram y apostar por otro canal.

Twitter ha sido la red social elegida por el actor para volver a publicar el desnudo que Instagram había censurado días atrás. En la famosa red social del pajarito, la censura es mucho más laxa en este sentido, dejando paso a desnudos y contenido más explícito. La realidad es que en la fotografía no se ve nada de nada. El actor aparece tomando una ducha debajo de un árbol totalmente desnudo, tapando solamente sus partes íntimas con una mano.

Paco León reflexiona sobre los límites de la censura en Instagram

La fotografía fue también vuelta a publicar en su perfil de Instagram con un gran cartel que indica “CENSORED”, censurado, cuyo pie de foto contenía una reflexión acerca de si es realmente necesario llegar tan lejos con la moderación de las imágenes: “No debería sorprenderme, pero me sigue sorprendiendo que me borren esta foto por contenido inadecuado con lo que hay por ahí... Celebrar la naturaleza, los cuerpos, el verano, la libertad... me parece de lo más adecuado y oportuno. Pero ellos ponen los límites y yo apuro todo lo que me dejen. ¿No os parece?”

Razón no le falta a Paco León, y es que en una red social totalmente invadida por la fotografía erótica, el contenido explícito y las odas a la era del culo iniciada por Kim Kardashian y acuñada por la sabia YouTuber y arquitecta Ter, no tiene sentido censurar este tipo de imágenes. Lo mismo suele pasar con artistas dedicados a la ilustración o fotografía erótica o, incluso a cuentas que no quieren ir más allá en el terreno sexual como las dedicadas a la difusión de información sobre maternidad, a menudo censuradas por enseñar un pezón femenino o un cuerpo menos tapado de lo que a Instagram le gustaría.