El Padre Ángel: La llegada del "hijo" que le cambió la vida

Esta semana, vemos cómo afrontó el padre Ángel uno de los peores momentos de su vida

Padre Angel jugando con niño

El padre Ángel jugando con Josué hace unos años, poco después de que llegara a España.

Redacción

Como cada semana, la revista Pronto trae un nuevo episodio de la vida del padre Ángel. En esta ocasión, Mensajeros de la Paz estaba funcionando mejor que nunca, en España y en el extranjero, cuando el sacerdote pasó por uno de los episodios más duros de su vida: le detectaron un cáncer de colon que le obligó a tener que pasar por el quirófano.

Afortunadamente, Dios volvió a echarle un cable y, tras la intervención, la enfermedad desapareció y todo ha ido bien. No sólo eso sino que, después de aquel gran susto, la divina providencia le dio uno de los mejores regalos que ha tenido en su vida: el pequeño Josué.

Un regalo de Dios

Josué es un niño nacido en El Salvador que sufrió las consecuencias de un incendio en su casa y al que adoptó una voluntaria de Mensajero de la Paz, pero al que el sacerdote considera como si fuera su propio hijo y como a un regalo hecho por Dios. 

Después del incendio, se lo trajeron a Madrid, donde el prestigioso cirujano Pedro Cavadas aceptó operarle. En los siguientes años, Josué pasó por varias intervenciones y se sometió a largas y dolorosas curas que preocupaban al religioso y le rezaba a Dios "para que dejara al niño conmigo, que no se lo llevara. Para protegerle con todo mi amor".

No te pierdas, esta semana, un nuevo capítulo de este interesante coleccionable.