Plácido Domingo: la Ópera de Dallas cancela una gala por nuevas acusaciones

EFE 02755533
Las nuevas acusaciones de acoso sexual le están pasando factura al tenor.

Plácido Domingo ha recibido 11 nuevas acusaciones de acoso sexual y comportamientos inadecuados de mujeres del mundo de la ópera. Se trata de la segunda oleada de acusaciones contra Domingo después de que el pasado mes de agosto nueve mujeres –ocho cantantes y una bailarina– denunciaran al artista.

 

La portavoz del tenor, Nancy Seltzer, ha declarado que estas nuevas acusaciones «están plagadas de inconsistencias y son incorrectas de muchas maneras». La realidad es que la triste lista ya suma una veintena de mujeres.

 

Dadas las circunstancias, la Ópera de Dallas ha decidido suspender la gala benéfica que tenía prevista para marzo de 2020 con el tenor español como artista principal. Casualmente, fue allí donde Plácido Domingo hizo su debut en Estados Unidos hace 58 años, en 1961. La de Dallas es ya la tercera institución que decide desvincularse del cantante después de que lo hicieran la Orquesta Sinfónica de Filadelfia y la Ópera de San Francisco.

 

Por el momento, el Metropolitan de Nueva York, institución que actualmente dirige el propio Domingo, ha decidido mantener sus actuaciones previstas para el mes que viene a la espera de los resultados de la investigación sobre los hechos.

 

Angela Turner Wilson, entre las denunciantes

 

Entre las mujeres que han acusado a Plácido Domingo de acoso sexual se encuentra Angela Turner Wilson, soprano de 48 años que fue su compañera de reparto en «El Cid», a finales de los años 90.

 

La cantante ha explicado que recibió frecuentes invitaciones para ir a cenar o acudir a su casa, interrupciones en su camerino, peticiones de que le diera un beso y comentarios fuera de tono, a lo que ella siempre contestaba de forma negativa. «Yo le decía: "No, maestro". Lo dije muchas veces. Pensaba que incluyendo "maestro" en la respuesta seguiría siendo respetuosa», ha declarado la artista.

 

Además, ha explicado que el peor episodio con el tenor lo vivió durante una sesión conjunta de maquillaje. Al parecer, el cantante se levantó, se situó tras ella, que se estaba mirando al espejo y le metió la mano en el sujetador. «Me dolió, no fue suave. Me lo agarró fuerte», ha asegurado Wilson.