Rocío Flores y los seis meses de libertad vigilada

Rocío Flores y los seis meses de libertad vigilada
Rocío Flores y su padre, Antonio David, en julio de 2013.

Los conflictos Carrasco-Flores siguen generando noticias desde que Vanitatis asegurara publicar en exclusiva documentación judicial a raíz del episodio ocurrido el 27 de julio de 2012 en casa de Rocío Carrasco entre ella y su hija, Rocío Flores. Según la informacion compartida por el medio los últimos días, la menor fue condenada por “un delito de maltrato habitual, un delito de maltrato, una falta continuada de amenazas y una falta continuada de injurias” contra su madre.

 

Pero, ¿cuál fue la pena impuesta a dicha condena? Según lo publicado por Vanitatis, la sentencia del Juzgado de menores indica que “se le impone la medida de 60 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad que se sustituirán en caso de que la menor no preste su consentimiento o las incumpla por seis meses de libertad vigilada”.

 

 

Seis meses de libertad vigilada

 

El relato continúa explicando que el 5 de octubre de 2013, padre e hija habrían acudido a la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor comunicando que renunciaba voluntariamente “a la realización de tareas/actividades encomendadas en cumplimiento de dicha medida y, tras no consentir, aceptan el cumplimiento de la medida alternativa impuesta”.

 

Desde ese mismo día, Rocío Flores habría cumplido la pena de estar seis meses de libertad vigilada. “En esta medida se ha de hacer un seguimiento de la actividad de la persona sometida a la misma y de su asistencia a la escuela, al centro de formación profesional o al lugar de trabajo, según los casos, procurando ayudar a aquella a superar los factores que determinaron la infracción cometida”, según indica la Ley Orgánica 5/2000, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

 

El 2 de abril de 2014, terminada la libertad vigilada de la menor, el dosier final habría valorado positivamente la evolución de la joven Flores.

 

Por el momento, Rocío Flores sigue su aventura en el programa Supervivientes, ajena a estas últimas informaciones respecto a las cuales, su familia tampoco se ha pronunciado.