Leonor y Sofía: Así pasan el confinamiento

Cuentan con un domicilio privilegiado, rodeado de jardines y con terrazas

Leonor y Sofía: así pasan el confinamiento

Las hijas de los Reyes mandaron un bonito mensaje a todos los niños confinados sin olvidarse de aquellos que han perdido algún ser querido por culpa de la pandemia.

Redacción

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Libro y de la Diada de Sant Jordi, las hijas de los Reyes quisieron dar un paso al frente, como han hecho tantos niños y jóvenes de otras casas reales europeas, y, además de participar en la lectura colectiva de "El Quijote" que cada año organiza el Círculo de Bellas Artes de Madrid, hicieron público un vídeo en el que mostraban su solidaridad con los niños confinados y agradecían el esfuerzo de los colectivos sanitarios y fuerzas de seguridad que velan por todos nosotros en esta crisis insólita.

"No hace falta ser mayor para darse cuenta de la enorme dificultad que estamos viviendo en España y en otros países", dijo la Infanta Sofía, quien hablaba públicamente de manera oficial por primera vez en su vida. "Muchos niños han perdido a sus abuelos, a personas mayores, a familiares, y lo están pasando muy mal", añadió Leonor, quien finalizó diciendo "os mandamos un abrazo con todo cariño".

CED 02216659

Durante las comidas, la Familia Real comenta la actualidad de la emergencia. Aquí, imagen de archivo. 

Como todo el mundo, los Reyes y sus hijas permanecen confinados en su casa, es decir, en la Zarzuela II, el palacete que se construyó para don Felipe cuando aún era príncipe en los terrenos de la Zarzuela. De allí, los Reyes se desplazan a diario hasta el edificio principal, sede de sus oficinas, desde donde, en estos días, están realizando videollamadas y teleconferencias con todos los implicados en la lucha contra el virus y con los colectivos más afectados por la emergencia sanitaria.

Letizia canas

Los Reyes se trasladan a diario desde de su palacete hasta el edificio principal de la Zarzuela donde tienen sus oficinas, para realizar desde allí videollamadas con todos los sectores afectados por el estado de alarma.

Mientras, Leonor y Sofía permanecen en casa, y no tienen demasiado tiempo para aburrirse. Además de contar con un domicilio privilegiado, rodeado de jardines y con terrazas, piscina, gimnasio..., la Princesa y la Infanta deben cumplir con sus tareas escolares, como el resto de niños del país.

Su colegio, el Santa María de los Rosales, hace tiempo que incorporó las nuevas tecnologías en el aprendizaje de los alumnos, por lo que a las niñas no les ha costado adaptarse al nuevo funcionamiento temático. Lo único malo es que echan mucho de menos a sus amigos, a los que sólo pueden ver por videollamada. Como dijo Sofía al finalizar el vídeo que enviaron, "ojalá todo esto pase pronto".