Álex Lequio, los momentos clave de su lucha contra el cáncer

AlexLequio cancer
Tras una recaída el pasado 12 de diciembre, Álex Lequio sigue luchando contra el cáncer que padece.

El primer síntoma

 

Abril de 2018. Un año después de aquel día, el joven empresario de 27 años publicaba en sus redes sociales cómo fueron aquellas horas aguantando el dolor en la habitación. Junto a una imagen de su perro, el hijo de Ana García Obregón publicó este mensaje:

 

«Hace un año ya desde la primera noche que me desperté por un ‘tirón de espalda’ y nos pasamos 6 horas andando de punta a punta sin sentido por el cuarto. En realidad, hacemos cosas sin sentido desde que eras un cachorro i.e., disfrazarte de gnomo en Halloween, reno en navidad o incluso aquel día que fuimos a montar una casa en un árbol y nos dieron caza 4 ardillas enzarpadas... Eso son 16 años de cosas sin sentido. Son muchas cosas sin sentido.... Para esta ocasión, el sin-sentido ya era algo normal - sin más - y aunque no fueron muy buenas noticias, seguiremos haciendo cosas poco normales el resto de nuestra vida - incluso si significan algo malo - porque así somos nosotros •••• Lo que sí que no tiene sentido y nunca lo tendrá, son tus ronquidos. Roncas como un gorila con sinusitis, tenemos que hacer algo al respecto ASAP».

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hace un año ya desde la primera noche que me desperté por un ‘tirón de espalda’ y nos pasamos 6 horas andando de punta a punta sin sentido por el cuarto. En realidad, hacemos cosas sin sentido desde que eras un cachorro i.e., disfrazarte de gnomo en Halloween, reno en navidad o incluso aquel día que fuimos a montar una casa en un árbol y nos dieron caza 4 ardillas enzarpadas... Eso son 16 años de cosas sin sentido. Son muchas cosas sin sentido.... Para esta ocasión, el sin-sentido ya era algo normal - sin más - y aunque no fueron muy buenas noticias, seguiremos haciendo cosas poco normales el resto de nuestra vida - incluso si significan algo malo - porque así somos nosotros •••• Lo que sí que no tiene sentido y nunca lo tendrá, son tus ronquidos. Roncas como un gorila con sinusitis, tenemos que hacer algo al respecto ASAP #Rhinomer #Insomnio

Una publicación compartida de Me Dicen Aless (@alessandrolequiojr) el

 

Solo unos días más tarde, Álex recibió la noticia de que aquel dolor de espalda era uno de los síntomas del cáncer que padecía. En julio de ese mismo año, Álex Lequio, su novia y sus padres pusieron rumbo a Nueva York donde inició un tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

 

El 24 de julio compartía en sus redes un emotivo mensaje de agradecimiento a todos sus fans por el interés y apoyo recibidos:

 

 

Rumbo a Nueva Jersey

 

Septiembre de 2018. Afortunadamente, el tratamiento fue efectivo, así que el 15 de septiembre la familia Lequio Obregón puso rumbo hacia Nueva Jersey, su segunda parada en su periplo norteamericano. En esta ocasión, el objetivo era someterse a otro tratamiento, aunque esta vez más breve que el anterior.

 

Con estas palabras anunciaba su viaje a Nueva Jersey en su Instagram:

 

«Fascículo VII, capítulo segundo: hoy en Españoles por el extrarradio se cierra el telón en la ciudad de los puentes, edificios eternos y calles que pecan de insomnio. Ponemos rumbo a Nueva Jersey para emprender una nueva y quisquillosa etapa del tratamiento. Siempre agradecido de vuestros mensajes de apoyo. Un beso muy fuerte a todos los luchadores y luchadoras #fuckcancer»

 

Continuar el tratamiento en España

 

Octubre de 2018. Un mes después llegaba toda la familia a Madrid para continuar con la lucha. Estos meses en nuestro país estuvo en primer lugar en la prestigiosa Clínica Universidad de Navarra, centro que cuenta con los equipo más punteros en tratamiento oncológico, y poco después acudió al Hospital Quirón Salud de Barcelona. 

 

Una vez más durante los días que estuvo bajo tratamiento, el hijo de Ana García Obregón y Alejandro Lequio dio muestras de su madurez y buen ánimo.

 

Recaídas recientes

 

Todo hacía pensar que la enfermedad por fin le daba una tregua y que la recuperación total podía estar cerca, pero en el mes de septiembre Álex sufrió una recaída detectada en una revisión rutinaria que le hizo someterse a una serie de pruebas y analíticas en Barcelona.

A pesar del nuevo traspiés, tal y como nos tiene acostumbrados, el joven empresario mostró su gran entereza para hacer frente a esta dura enfermedad. Sus fotos y comentarios en Instagram así lo transmiten.

 

 

Este inesperado contratiempo del que parecía recuperarse muy positivamente, lamentablemente no ha venido solo. El pasado 12 de diciembre sufrió una nueva recaída. El joven empresario tenía previsto asistir a un evento solidario organizado por la marca Morrison Shoes en favor de la Fundación Caíco, que lucha contra el cáncer infantil, al que finalmente no pudo acudir.

Él mismo lo comunicaba a sus seguidores en sus redes sociales:

 

«Situación actual: en casa viendo el evento de @morrisonshoes en directo. Esto del arresto domiciliario se lleva mejor a lo Dumás, mi Faria personal es Boby - se aprende mucho de los animales aunque no hablen 😂. En cualquier caso, el protagonista del día de hoy es el luchador que ha ganado la competición solidaria de #MorrisonShoes . Morrison es una marca de zapatos muy de moda que ha convocado un concurso en toda España en el que el diseño ganador se venderá en su tienda + e-commerce haciendo una generosa donación a la #FundacionCaico por cada venta de un par de zapatillas. El artista de este pedazo de diseño es un chico de la fundación que también lucha contra esta condición alienígena igual que yo - aunque el si ha podido asistir al evento en @ohana_espacio 🙌💪. Ruego que toda la difusión se centre en su diseño para que se vendan muchísimos pares y ayudemos a mucha gente #solidaridad».

 

Hoy mismo Álex ha publicado unas imágenes en su instagram junto a su perro demostrando que se encuentra mucho mejor y que este susto ya ha pasado.

 

Con tan solo 26 años a Álex Lequio le ha tocado lidiar con una dura enfermedad a la que se enfrenta desde hace 20 meses con una fortaleza y un buen humor que merecen el respeto de todos. Le deseamos que se recupere lo antes posible.