Cómo hacer patatas fritas en el horno

¿Quieres saber cómo conseguir que tus patatas fritas sean más saludables y estén llenas de sabor al hacerlas en el horno? ¡Te contamos cómo!

patatas fritas al horno

Las patatas fritas hechas al horno son más saludables, ¡e igual de deliciosas que las normales!

P. G. M.

Las patatas fritas nos encantan a todos. Estos tubérculos, de por sí, son de esos alimentos que nos gustan en todas su formas y condiciones, ¡y enganchan muchísimo!

En el caso de las patatas fritas, que son las más populares entre los más peques (pero también los más mayores), encontramos un acompañamiento que siempre queda de maravilla con otros alimentos. Aunque también es verdad que, para muchos, son el plato principal.

El único aspecto negativo de las patatas fritas es que no son especialmente beneficiosas para nuestra salud. La buena noticia es que hay muchas formas de hacer patatas fritas saludables, entre ellas, cocinarlas al horno. Si quieres darles un giro para que sean más saludables sin perder su rico sabor, ¡sigue leyendo!

¿Por qué pasarte a las patatas fritas al horno?

beneficios patatas fritas al horno
Las patatas fritas al horno son mucho más sanas que las que hacemos en la freidora.

Por mucho que nos gusten las patatas fritas, hacerlas en la freidora puede ser muy tedioso. Además, freír las patatas hace que un alimento perfectamente saludable se convierta en algo con grasa innecesaria que puede ser perjudicial para nuestra salud y que no debemos consumir de forma regular.

Los fritos, y sobre todo los más comerciales, están relacionados con problemas como el aumento del colesterol y enfermedades cardiovasculares, así como con el sobrepeso y obesidad. En moderación, no hay problema con comerlas cuando salimos o estamos comiendo en algún lado, pero si podemos evitarlas en casa, ¡mejor!

Freír los alimentos añade más grasa y muchas más calorías. Es por eso que las patatas fritas al horno pueden ser una alternativa muy buena para los amantes de las patatas fritas, ya que con ellas, las calorías se reducirán hasta la mitad.

Cómo hacer patatas fritas al horno

patatas fritas al horno
Al hacerlas en el horno, ¡las patatas fritas quedarán riquísimas de todas formas!

Hacer las patatas en el horno es muy fácil. Solo tendrás que seguir los siguientes pasos y adaptarlas a tu gusto, ya sea con cambios en las especias, añadiendo otros ingredientes, o dejando que se hagan un poco más para que queden más tostadas.

Para esta receta, solo necesitarás una o dos patatas medianas por persona, un poco de sal, aceite, ajo en polvo, pimentón dulce y tomillo. También puedes añadir un poco de queso para fundir, si te apetece. ¡Toma nota!

1. Lava las patatas. El primer paso, lejos de ser sorprendente, es lavar bien las patatas. Es especialmente importante que lo hagamos si tenemos pensado no pelar la piel.

2. Pela las patatas y córtalas de forma que queden delgadas y largas. Si lo prefieres, puedes saltarte la primera parte, ya que quedarán igual de ricas, pero lo más importante de este paso es que los cortes sean bastante finitos (siguiendo la forma de las patatas fritas tradicionales) para que se hagan mejor.

Pasos patatas fritas al horno
Es preferible que cortes las patatas para que queden finas, pero también puedes probar otras formas.

3. Coloca las patatas en un cuenco o una olla con agua caliente. En este paso puedes optar por dejarlas reposar durante 30 minutos o cocerlas durante un rato en una olla con agua, hasta que estén más tiernas. Después, procede a escurrirlas. 

4. Precalienta el horno a 200ºC y aprovecha para añadir los condimentos a las patatas. ¡Asegúrate de que todas estén bien sazonadas! Después, coloca las patatas sobre papel vegetal en un soporte para el horno, procurando que ninguna quede por encima de otra y añadiendo un poco de aceite.

Colocar patatas fritas horno
Dale la vuelta a las patatas para que se hagan por ambos lados.

5. Hornea durante 15 minutos y dales la vuelta cuando haya pasado el tiempo. Deja que se sigan haciendo durante 5 o 10 minutos más (y si quieres añadir queso, ahora es el momento). ¡Y listo!

 

Como ya te hemos dicho, hacer patatas fritas en el horno es mucho más sencillo de lo que puede parecer y aunque tarden un poco más, es menos tedioso que hacerlas en la freidora. Lo más importante es echarles un ojo de vez en cuando y acordarnos de ponerlas en agua caliente antes de meterlas en el horno, ya que así no se quedarán crudas y duras por dentro.

boniato apio remolacha estilo patatas fritas al horno
Prueba a seguir la misma receta con zanahorias, calabacín, apio... ¡quedarán muy ricos!

Además, esta receta la puedes aplicar a otras verduras, como boniatos (que también quedan deliciosos), remolacha, zanahoria o calabacín. ¡Los pasos son los mismos y quedarán irresistibles!

¿A qué estás esperando para hacer tu versión saludable de patatas fritas?