Gonzalo se rompe al ver a Susana y ella cierra la puerta a una reconciliación

Gonzalo se rompe al ver a Susana y ella cierra la puerta a una reconciliación
Gonzalo no ha podido evitar llorar al volver a ver a Susana tras más de medio año separados.

Gonzalo Montoya y Susana Molina no habían vuelto a verse tras su ruptura en la última hoguera de La isla de las tentaciones. El sevillano todavía está pasando por un mal momento y es por eso que escribió una carta de despedida a su expareja en vez de acudir a su cita con Mónica Naranjo en el reencuentro de 6 meses después.

 

Anoche, en El debate final de las tentaciones, finalmente se produjo ese esperadísimo reencuentro entre ambos. No obstante, antes de que se volvieran a ver, Gonzalo confesaba entre lágrimas que “han sido unos meses muy duros, familiares, noches sin dormir... No sé si voy a poder hacer esto. De verdad que no puedo, te lo juro”.

 

Sandra Barneda daba paso a Susana y la expareja se fundía en un abrazo. “Te quiero mucho, lo siento”, le decía él casi sin voz y sin poder controlar el llanto. “Gonzalo, no llores más, por favor”, le pedía ella con una sonrisa, y añadía: “yo también”.

 

 

 

Al sentarse, la presentadora comentaba lo duro que había sido para Gonzalo vivir la muerte de su abuela sin el apoyo de la que había sido su pareja durante 6 años.

 

“Lo conozco perfectamente. Sé que si estoy más de la cuenta o le muestro más cariño se va a agarrar a cualquier cosa positiva para pensar que tenía posibilidades. Quería que entendiera que no tenía que luchar, que no me tenía que dar explicaciones y que era una cosa que estaba acabada. No hay un culpable. Ha pasado eso y ya está”, se justificaba ella.

 

 

No habrá reconciliación

 

Durante la conversación, Susana dejaba muy claro que no había ninguna posibilidad de que vuelvan a estar juntos. “Al verme sola me di cuenta de que realmente estábamos unidos porque él era muy dependiente, no por mí. Le echaba de menos pero para contarle cosas, como un amigo, no como una pareja. Verle tan tocado me duele mucho”, confesaba ella.

 

Por su parte, Gonzalo le deseaba lo mejor a su expareja: "Por favor que encuentres a alguien que te haga la mujer más feliz, porque no creo que exista en este planeta mujer tan diez como tú. Yo la he disfrutado seis años, estoy super contento, has sido lo más bonito que he podido vivir en mi vida, idílico, y no me arrepiento de nada".