María Patiño hace llorar a Anabel Pantoja con sus palabras más duras

La sobrina de Isabel Pantoja lleva varios días consecutivos llorando en Sálvame por su tía

Anabel Pantoja llora María Patiño

Anabel Pantoja esta tarde en Sálvame Diario.

G.G.P.

El equipo de Sálvame Diario conoció ayer el paradero de Isabel Pantoja: la tonadillera se encuentra en Madrid, alojada en casa de una buena amiga. De hecho, uno de los reporteros del programa llegó a hablar con Celeste, presidenta del club de fans de la cantante, quien se acercaba hasta su ubicación para llevarle algunos comestibles. Lo más llamativo del asunto fue que Anabel Pantoja, que también se encuentra en la ciudad por trabajo, no sabía que su tía estuviera tan cerca de ella.

Anabel Pantoja ha intentado hoy quitar hierro al asunto explicando que tampoco ve tan raro que Isabel no le haya avisado de su viaje a Madrid. Ha sido entonces cuando María Patiño le atacaba con sus palabras más duras: ”No eres su hija, eres su sobrina y tienes que saber el lugar que ocupas, una hija no se puede enterar por televisión de que su madre está en Madrid”, además añadía “no es lo mismo una sobrina que una hija”.

maria patiño palabras duras anabel

María Patiño dedica sus palabras más tajantes a Anabel Pantoja en Sálvame.

 

María Patiño hiere los sentimientos de Anabel Pantoja

La sobrina de Isabel Pantoja ha abandonado el plató indignada y por segundo día consecutivo y quejándose al director del programa: “Es muy feo esto que ha dicho, muy feo”. “Que llamen a la hija para que venga a trabajar aquí, yo no sabía que venía a Madrid y me ha parecido muy feo lo que ha dicho María, porque sabe que para ella, yo también soy como una hija, y yo no cuento nada, y de lo que sé, nunca hablo. Últimamente a mi no se me dice nada para no ponerme en la tesitura”, ha expresado indignada y a punto de ponerse a llorar.

Si no quiere contárselo a su hija yo no tengo la culpa, lo ha dicho como que yo quiero ocupar el puesto de Isabel”, se ha seguido quejando. Finalmente, María Patiño ha querido poner por delante la amistad que le une a Anabel y le ha pedido perdón en directo, levantando los aplausos de todos los compañeros.