Ana María Aldón abandona Supervivientes para asistir a un juicio

Ana María Aldón abandona Supervivientes para asistir a un juicio

Ana María deberá ausentarse del concurso unos días por un tema legal.

Ana María Aldón es una de las concursantes que más está dando que hablar en Supervivientes 2020, sobre todo por la reciente polémica que ha habido por no defender a Rocío Flores. No obstante, su estancia en la isla se verá interrumpida por un asunto legal.

 

La mujer de Ortega Cano abandonará Honduras el próximo 26 de marzo y se tendrá que ausentar unos días. El motivo es que el diseñador de su vestido de novia, Emilio Salinas, la ha denunciado por incumplimiento de contrato y ella ha decidido presentarse al juicio.

 

El diseñador le acusa de no haber cumplido con el intercambio de publicidad con una revista que ambos acordaron, en la que ella debía mencionar su nombre. Y no solo eso, si no que la concursante de Supervivientes incluso se habría atribuido el diseño de su vestido de novia.

 

Por estos motivos, Salinas solicita a Aldón un total de 9.600 euros. Si bien es cierto que el abogado del diseñador no ha pedido expresamente que Ana María se presencie en el juicio, la mujer de Ortega Cano ha decidido hacerlo para garantizar que su versión se exprese tal y como ella la ha vivido.

 

Esto quiere decir que, hasta finales de marzo, Ana María seguirá en Honduras con sus compañeros.

 

 

Un nuevo desplante de Ana María a Rocío

 

En la última gala de Supervivientes 2020, Rocío Flores ha tenido un nuevo enfrentamiento con Antonio Pavón y, de nuevo, Ana María no ha salido en defensa de la hija de Antonio David. Ante tal comportamiento, Jorge Javier Vázquez ha querido conocer su postura.

 

“Cuando salga lo sabré todo, conmigo (Pavón) se ha comportado como un muy buen compañero, por lo visto, me cuentan que por detrás mía habla algunas cosas pero hasta que no lo vea, no me las puedo creer. Otra cosa que puedo decir es que si Elena o Rocío tienen un enemigo yo no voy a ser enemigo del enemigo”, se ha sincerado.

 

Por último, ha zanjado el tema asegurando que “yo vengo a hacer mi concurso y si a mí no me molesta, yo no tengo que ofenderme con mi compañero”.