Cocina y Salud Las mejores recetas para estar bien

Arroz integral con lentejas y acelgas

Arroz integral con lentejas y acelgas

Te ayuda a controlar el peso
4 personas
1 minutos de preparación + 35 minutos de cocción
Ingredientes
  • 200 g de arroz integral
  • 400 g de lentejas cocidas
  • 1/2 kg de acelgas
  • 1 puerro
  • 1 tomate 
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal
Preparación

1Pela y pica el diente de ajo y dóralo en una cazuela con 2 cucharadas de aceite. Añade 1/2 litro de agua y una pizca de sal y, cuando empiece a hervir, agrega el arroz. Cuécelo durante unos 30 minutos, incorporando un poco más de agua si es necesario.

2Mientras, limpia las acelgas, trocéalas y cuécelas en agua hirviendo con sal durante unos 10 minutos. Escúrrelas cuando estén listas y resérvalas.

3Limpia el puerro, pícalo y sofríelo en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Cuando esté tierno, añade el tomate cortado en dados y rehógalo unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.

4Cuando el arroz esté cocido, añade a la cazuela las acelgas, las lentejas cocidas y el sofrito de puerro y tomate. Remueve con suavidad para no aplastar las lentejas y cuece todo junto 5 minutos. Sírvelo bien caliente.

El arroz integral es bueno para los riñones
ARROZ INTEGRAL iStock 185229054_184x150
Seguir una alimentación rica en fibra –el arroz integral triplica el aporte del blanco– ayuda a reducir el riesgo de sufrir cálculos renales. La razón de este beneficio probablemente haya que buscarla en la capacidad que tiene este compuesto exclusivo del reino vegetal para regular el azúcar en la sangre. ¿Sabías que las personas con diabetes tipo 2 tienen una mayor predisposición a sufrir piedras de ácido úrico en el riñón? Prevenir su aparición con alimentos como éste es de suma importancia, ya que una pequeña alteración en las funciones del riñón puede descompensar aún más los niveles de glucosa. 

Aquí encontrarás otra riquísima receta con arroz integral.  
Si tienes tendencia a formar piedras de ácido úrico en el riñón, debes controlar la ingesta de legumbres, con un alto contenido en purinas, las sustancias precursoras del ácido úrico. En esta receta, puedes sustituir las lentejas por maíz dulce.