Cocina y Salud Las mejores recetas para estar bien

Colitas de rape con almejas

Colitas de rape con almejas

Alimenta el cerebro
4 personas
15 minutos de preparación + 40 minutos de cocción
Ingredientes
  • 4 colitas de rape
  • 500 g de almejas
  • 500 g de patatas
  • 150 g de guisantes congelados
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 copa de vino blanco
  • 800 ml de caldo de pescado
  • 1 ramita de perejil
  • harina
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
Preparación

1Antes de empezar, deja las almejas en remojo con agua fría y un puñado de sal durante 1 hora, aproximadamente. Pela y pica la cebolla y los dientes de ajo. Calienta aceite en una cazuela, añade los ajos y fríelos 1 minuto. Incorpora la cebolla y sofríela a fuego lento durante 15-20 minutos para reblandecerla.

2Mientras, pela las patatas, córtalas en rodajas y fríelas en una sartén con aceite hasta que estén un poco doradas. Retira el exceso de aceite y, en la misma sartén, fríe ligeramente las colitas de rape salpimentadas y enharinadas.
3 Cuando la cebolla esté tierna, añade el vino a la cazuela y deja que hierva unos minutos para que reduzca. Vierte el caldo de pescado, las patatas y los guisantes, y cuece a fuego lento durante 5 minutos.

4Incorpora las colitas de rape, tapa la cazuela y cuece unos 7-10 minutos, a fuego lento y moviendo la cazuela de vez en cuando. Añade las almejas lavadas, tapa de nuevo la cazuela y cuece hasta que estén abiertas. Comprueba el punto de sal y espolvorea con perejil picado. Sirve bien caliente.

Las almejas alimentan el cerebro
Almejas IST 02066091_184x150
Ser el quinto alimento más rico en vitamina B12 es una hazaña que no puede pasar desapercibida entre quienes apenas prueben los productos de origen animal o entre las personas mayores, las más propensas a sufrir un déficit de esta vitamina. El cerebro es uno de los órganos más beneficiados por esa inyección de vitamina B12, ya que promueve el buen estado de salud de las neuronas y reduce el riesgo de sufrir un ictus. Por si no bastara, las almejas también son una abundante fuente de hierro y de yodo, dos minerales que activan las funciones cognitivas y mejoran la capacidad de aprendizaje. Como ves, hay motivos para que todos los miembros de la familia, con independencia de su edad, coman este sabroso molusco. 
Utilizar verduras congeladas no tiene por qué ser sinónimo de pérdida de vitaminas y minerales. Si han sido recolectadas y ultracongeladas, los nutrientes incluso pueden preservarse mejor que si éstas han viajado mucho y permanecido tiempo en una cámara. Eso sí, una vez adquiridas, no hay que dejarlas olvidadas en el congelador y deben cocerse al dente.