Congrio a la sidra

Congrio a la sidra

Ingredientes

  • 4 rodajas de congrio de unos 200 g cada una
  • 12 colas de langostino peladas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de sidra
  • 1 cucharada de harina
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • aceite
  • sal
  • pimienta
  •  

Para el majado

  • 1 cucharada de almendras o avellanas tostadas
  • 1 rebanada pequeña de pan frito o tostado
  • 1/2 diente de ajo
  • Tiempo Total

  • 35 minutos

  • Preparación

    10 minutos

  • Cocción

    25 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Segundo plato

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Congrio a la sidra Paso 1

    Pela la cebolla y pícala bien fina. Pela los ajos y córtalos en láminas delgadas.

  2. Congrio a la sidra Paso 2

    Calienta un poco de aceite en una cazuela, añade la cebolla y sofríela hasta que esté transparente.

  3. Congrio a la sidra Paso 3

    Incorpora las láminas de ajo y continúa la cocción hasta que la cebolla y los ajos estén dorados.

  4. Congrio a la sidra Paso 4

    Espolvorea la harina y tuéstala un minuto, removiendo. Agrega el pimentón y, sin dejar de remover, fríelo un minuto

  5. Congrio a la sidra Paso 5

    Vierte la sidra en la cazuela, lleva a ebullición y añade la mitad del perejil picado.

  6. Congrio a la sidra Paso 6

    Salpimenta las rodajas de pescado, añádelas a la cazuela y deja cocer durante 3 minutos.

  7. Congrio a la sidra Paso 7

    Da la vuelta a las rodajas de pescado, incorpora las colas de langostino y continúa la cocción 3 minutos más.

  8. Congrio a la sidra Paso 8

    Machaca en el mortero los ingredientes del majado junto con 2 cucharadas de la salsa del pescado.

  9. Congrio a la sidra Paso 9

    Añade el majado a la cazuela y cuece un par de minutos. Sirve el congrio decorado con unas hojitas de perejil.

El truco de Pronto

El congrio abierto es como se denomina popularmente a la parte delantera de este pescado, la más próxima a la cabeza. Además de contener menos espinas, es la más sabrosa, por eso es la más adecuada para guisar, hacer a la cazuela, en adobo o elaborar deliciosas recetas como la que presentamos en esta página. El resto de la cola y la cabeza del congrio puedes aprovecharlas para hacer sopas y cremas de pescado. Ya lo dice el refrán: «Si vas a la plaza, niña, te advierto: la merluza cerrada y el congrio abierto».