Espaguetis integrales con salteado de pavo y tomatitos

Espaguetis integrales con salteado de pavo y tomatitos

Ingredientes

  • 350 g de espaguetis integrales
  • 250 g de pechuga de pavo
  • 300 g de tomates cherry
  • 4 diente de ajo
  • 1 cucharada de orégano
  • 2 ramitas de albahaca
  • 4 cucharadas de queso grana padano rallado
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 20 minutos

  • Preparación

    5 minutos

  • Cocción

    15 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Llena una olla con abundante agua, añade una pizca de sal y lleva a ebullición. Cuando hierva, incorpora los espaguetis y cuécelos hasta que estén al dente. Escúrrelos y reserva un poco del agua de cocción.

  2. Mientras, corta la pechuga de pavo en dados, salpimiéntalos y dóralos en una sartén amplia con un poco de aceite. Retíralos y, en el mismo aceite, fríe los dientes de ajo picados.

  3. Lava los tomatitos y córtalos por la mitad. Agrégalos a la sartén con el ajo dorado, salpimienta, espolvorea con la mitad del orégano y de la albahaca picada y saltéalos 5 minutos.

  4. Añade a la sartén el pavo, los espaguetis y un par de cucharadas del agua de cocción reservada y mezcla bien. Reparte los espaguetis en los platos, espolvorea con el orégano y la albahaca picada restantes y el queso rallado, y sirve enseguida, bien caliente.

El truco de Pronto

Si tu día a día es un no parar y, al llegar la noche, caes rendida en la cama, necesitas suplementar tu dieta con... ¡pasta integral! Pocos consejos son tan fáciles de seguir como éste y reportan tantos beneficios para la salud. Aparte de proporcionar mayores dosis de fibra, lo que ya de por sí garantiza un suministro de energía más constante y prolongado, los cereales integrales superan el contenido en magnesio, un mineral que mejora la gestión del estrés, de sus equivalentes refinados. También son más ricos en vitaminas del grupo B, algo que agradecerá tu cerebro y que te ayudará a convertir los nutrientes de los alimentos en combustible de calidad para tus músculos. ¡Enciende motores! 

Y si lo que te preocupa es la fibra, aquí tienes otra rica receta, en este caso, con arroz integral.