Lomo de cerdo asado a la griega

Lomo de cerdo asado a la griega

Ingredientes

  • 1 kg de lomo de cerdo en un trozo
  • 500 g de champiñones
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de puré de aceitunas
  • 1 cucharada de tomate frito
  • 2 cucharadas de brandy
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de coriandro
  • perejil
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

 

Para la marinada

  • 2 limones
  • 2 cucharadas de orégano seco
  • 2 dientes de ajo
  • Tiempo Total

  • 1 hora y 15 minutos

  • Preparación

    15 minutos

  • Cocción

    1 hora

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Segundo plato

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Para comenzar con la receta de lomo de cerdo asado, pela y pica los ajos de la marinada y mézclalos con el orégano, el zumo de los limones, una pizca de sal y pimienta y un chorro de aceite. Coloca el lomo en una fuente, riégalo con la mezcla y deja marinar durante 5 horas, dando la vuelta a la carne de vez en cuando.

  2. Precalienta el horno a 180 °C. Coloca el lomo en una fuente refractaria, vierte parte del jugo del adobo por encima y hornéalo durante 1 hora, dándole la vuelta a mitad de cocción.

  3. Limpia los champiñones y córtalos por la mitad. Pela los ajos, córtalos en láminas y dóralas en una sartén con un poco de aceite. Añade el coriandro y los champiñones, salpimienta y rehoga 2 minutos. Vierte el brandy, la cucharada de zumo de limón y el tomate, remueve y deja cocer durante 25 minutos. Espolvorea con perejil picado.

  4. Reparte una cucharada de puré de aceitunas en cada plato y coloca encima el lomo cortado en filetes. Acompaña con los champiñones y riega con aceite.

El truco de Pronto

El cerdo puede presumir de ser la carne con mayor contenido en vitamina B1. Como lo último que necesitas en épocas de estrés es sentirte aún más irritable, sin energía y con dificultades para concentrarte y ésos son, precisamente, los principales síntomas de déficit de vitamina B1, no está de más reforzar su consumo. El solomillo de cerdo es la parte más rica en esta vitamina, seguido del lomo. Si el estrés te hace encender un cigarrillo tras otro o abusar del café, los refrescos de cola o los dulces, sigue este consejo con razón de más, dado que la nicotina, la cafeína y el exceso de azúcar acaban rápido con las reservas de este nutriente.