Rollitos de ternera con espárragos y mozzarella

Rollitos de ternera

Ingredientes

  • 8 filetes finos de ternera
  • 24 espárragos verdes
  • 2 bolas de mozzarella de vaca
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 copa de vino blanco
  • 200 ml de caldo de verduras
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 2 cucharaditas de harina
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 40 minutos

  • Preparación

    15 minutos

  • Cocción

    25 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Segundo plato

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Comenzamos la receta de rollitos de ternera retirando la parte más dura de los espárragos, la opuesta a las yemas, lávalos y corta cada uno en 2 o 3 trozos. Calienta un poco de aceite en una sartén amplia, añade los espárragos y rehógalos 4-5 minutos, hasta que estén tiernos. Salpimienta y reserva.

  2. Escurre las mozzarellas del líquido de conservación y corta cada una en 4 lonchas. Salpimienta los filetes de ternera y dóralos en una plancha untada con un poco de aceite, 1-2 minutos por cada lado. Retíralos y extiéndelos sobre una tabla de cocina.

  3. Distribuye los espárragos sobre los filetes, añade la mozzarella y espolvorea con orégano. Enróllalos y sujétalos con un palillo.

  4. Pela y pica la cebolla y los ajos y sofríelos en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Espolvorea la harina, tuéstala unos segundos, removiendo, y vierte el vino. Deja que reduzca hasta casi evaporarse y agrega el caldo y los rollitos. Cuece 10 minutos y sirve los rollitos de ternera calientes.

El truco de Pronto

Te has puesto a dieta? La variedad es la clave del éxito. Si ya estás cansada del queso 0% materia grasa, date un caprichito. La mozzarella de vaca fresca es más ligera de lo que la mayoría de gente cree, gracias a su elevado porcentaje de agua. De hecho, 100 gramos de este queso fresco italiano posee 280 kcal, 20 menos que el queso fresco de cabra. Te llevarás más de una buena sorpresa sobre la báscula si incluyes lácteos en tu menú, puesto que el calcio de este grupo de alimentos aumenta la quema de grasas y quita el hambre. Cubrir las necesidades de este mineral, tomando tres raciones de lácteos al día (mejor si son bajos en grasa o desnatados), puede ayudarte a perder de 2 a 4 kilos al año. ¿Quién da más?